A veces, las historias grandes comienzan con atreverse a hacer una propuesta, por más que parezca alocada. Así fue que, durante el verano de 2011 en Punta del Este, el director Creativo de la marca de anteojos Infinit, Gabriel Hanfling, se acercó al stand de Smart, auto con el cual se sentía identificado, y preguntó si había algún directivo presente.

Minutos después, lo atendió el entonces responsable de Ventas y Marketing de Smart en Argentina, Maximiliano Chomnalez, que justo estaba en el lugar. Entonces, le propuso realizar una acción conjunta que, 14 meses después, se cristalizó en el lanzamiento del Smart look by Infinit.

El auto

Se trata de una edición limitada de sólo 20 unidades, desarrollada sobre la base de la versión descapotable del Smart Fortwo. Sus características diferenciales son los cobertores de espejos retrovisores del mismo color blanco que la carrocería, capota roja, luces diurnas de LED (diodos emisores de luz), volante deportivo forrado en cuero rojo y tapizado de asientos de cuero rojo y negro.

Si bien el auto es fabricado en Francia (como todos los Smart), el tapizado es producido y montado en Argentina con la misma calidad Premium que el resto del rodado.

“De acá a fin de año hay muchas novedades con respecto a la marca y vamos a tener muchas ediciones limitadas de este estilo”, anticipó la actual responsable de Ventas y Marketing de Smart en Argentina, Verónica Pagniez.

Salgan al sol

Junto con el vehículo, también se entregan dos gafas (una de hombre y otra de mujer) con una coloración de lente diseñada para la ocasión (que no está disponible en el resto de la colección de productos de Infinit). De todas formas, si el propietario no se siente conforme con ellas (ya que los anteojos son un producto de elección personal) puede cambiarlas sin costo por otras de la marca.

Para la elección de los lentes, se buscó “que sean muy envolventes, que cubran muy bien el sol, que sean muy confortables para usar en un descapotable, que protejan bien el área visual, que fueran modernos, jóvenes, dinámicos, levemente atrevidos”, manifestó el director Creativo de la firma de anteojos.

El precio del Smart look by Infinit es de 28500 dólares (por su parte, el Smart Fortwo Cabriolet cuesta 26900 dólares y el Coupé 24900 dólares). A diferencia de los dos modelos convencionales, la edición limitada no cuenta con opciones de financiación por el momento.

Concepto urbano

El Smart es un auto citadino “que nació para responder a la necesidad urbana de movilidad y a la falta de espacio en las grandes ciudades”, detalló Verónica Pagniez. El rodado mide casi 2,70 metros de largo y tiene capacidad para dos ocupantes. Posee un motor 1.0 de 3 cilindros turboalimentado, que entrega una potencia de 84 CV.

Entre el equipamiento se destaca el aire acondicionado con regulación automática de temperatura, computadora de abordo, sistema multimedia con pantalla táctil de 6,5 pulgadas, caja de cambios automática con levas en el volante para modificar las marchas de forma manual secuencial, regulación del alcance de las luces, espejos retrovisores eléctricos calefaccionados, sensor de luz, sensor de lluvia, faros antiniebla, Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), Sistema Antibloqueo de Frenado (ABS), airbags frontales y laterales de tórax y cabeza, ayuda de arranque en pendientes, alarma y otros. Llamativamente (¿para ahorrar espacio?) no incorpora rueda de auxilio.