La semana pasada el PRO presentó un curioso documento titulado La vía Pro. Una aproximación a lo que somos, donde se establecen a modo de manifiesto una serie de tópicos que definen qué es y qué no el partido que lidera Mauricio Macri.

En el texto elaborado por el escribano del gobierno de la Ciudad y vicepresidente del PRO en Capital, Mauricio Devoto, asoma con fuerza desde el inicio un concepto que hasta ahora no estaba planteado tan literalmente por la fuerza que gobierna la Capital Federal: "El PRO no tiene un relato oficial. Tampoco cuenta con una ideología o doctrina que pretenda imponerse sobre otras".

¿Qué significa que el PRO no tenga ideología? INFOnews consultó a un intelectual de la Fundación Pensar y a otro de Carta Abierta para entender los lineamientos del oficialismo en la Ciudad.

"La idea básica es que las viejas maneras de dividir las políticas entre derecha e izquierda no tienen tanta cabida. Hay que buscar soluciones concretas a problemas concretos", explicó Iván Petrella, legislador porteño del PRO.

"¿Qué lugar tienen las ideologías tradicionales en la política? Hoy ya no tienen el lugar que tenían antes, porque las soluciones que necesita la sociedad obligan a romper las divisiones entre derecha e izquierda y el diálogo también necesita romper con esas divisiones", remarcó.

En ese sentido, Petrella puntualizó: "Por ejemplo, Medellín era la ciudad más violenta de América latina en 2004 y cinco años después bajó de manera drástica la cantidad de homicidios ¿Qué hicieron? Cooperación entre (el ex alcalde de la ciudad colombiana, Sergio) Fajardo y (el ex presidente de Colombia, Álvaro) Uribe, quienes tenían una visión de país muy diferente. Laburaron y cooperaron juntos".

Las soluciones que necesita la sociedad obligan a romper las divisiones entre derecha e izquierda

"Medellín hizo inversiones muy importantes en las zonas más pobres de la ciudad. Eso parecería ser de izquierda o 'proge'. Al mismo tiempo, Fajardo invirtió en la policía. Se aseguró que el monopolio del uso de la fuerza lo tuviera el Estado y le dio legitimidad a la policía como herramienta para la democracia. Y eso podría ser considerado de derecha. Medellín fue un éxito porque Fajardo buscó soluciones e incorporó cosas que podían ser de derecha o izquierda", siguió el legislador.

Por otro lado, sobre la idea que siguen algunos sectores de derecha que indica: "El mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta donde sea necesario", Petrella sostuvo: "El PRO cree en un Estado presente, por algo invirtió mucho en educación y transporte público. Se busca llegar con el Estado a los lugares donde no ha podido entrar. Se busca que el Estado esté presente como Estado y sin intermediados".

Por su parte, consultado por este medio, el director nacional del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Eduardo Jozami, expresó: "El PRO tiene ideología, no cabe duda. De derecha, conservadora, neoliberal y con una visión empresarial. Y un rechazo a toda forma de participación popular en la política".

"El PRO tiene una mirada que se referencia en los sectores económicos más poderosos y desatiende las políticas sociales. Mucha gente cree que eso es no tener ideología. Decir que no tiene me parece un disparate porque si no tiene un discurso propio no se entiende por qué sería una fuerza política", agregó el miembro de Carta Abierta.

Además, remarcó: "Toda fuerza política va construyendo un relato a partir de su acción. Un relato un poco pobre el del PRO, eso es cierto. Me parece que eso apunta a mostrar que en realidad el PRO sería como un partido de la mayoría de la gente y eso no es cierto, no existe".

El PRO tiene una mirada que se referencia en los sectores económicos más poderosos

"El PRO quiere instalar la idea de que es malo tener ideología. Es una fuerza que no valora la política ni el debate de ideas", sostuvo Jozami y añadió que la idea del oficialismo porteño es alcanzar una especie de "qualunquismo; la política del hombre común, pero eso es también una ideología política".

Por último, el intelectual de Carta Abierta señaló: "Macri parece que quisiera demostrar que es un empresario que está para tutelar los intereses, él dice que de todos, pero yo sospecho que de algunos. Tiene un discurso anti política".

El documento completo