Una beba de tres meses murió hoy por las heridas recibidas al ser embestida en un barrio de Jerusalén junto a otras personas que bajaban de un tranvía.

La pequeña había sido embestida junto a otras ocho personas por el automóvil que conducía el palestino Abdel Rahmana-Shaludi.

El hecho ocurrió en el barrio de Shufat, y el conductor fue arrestado después de tirotearse con la policía.

Las imágenes difundidas por la televisión descartan que se trate de un accidente, ya que el conductor se dirige intencionadamente hacia los israelíes.

Según fuentes palestinas, el agresor es Abdel Rahmana-Shaludi, un residente del barrio palestino de Silwan (al este de Jerusalén), que en el pasado estuvo en la cárcel por delitos y desórdenes públicos. Según el Canal 10 israelí, el grupo islamista Hamas ha asumido la autoría del atentado.

El atentado se suma al significativo aumento del lanzamiento de piedras y cócteles molotov de adolescentes palestinos contra agentes, ciudadanos y casas de israelíes en Jerusalén.