En una entrevista exclusiva al canal CN23, el ex mayor del Ejército y jefe del centro clandestino de detención La Perla, Ernesto Barreiro, reafirmó hoy que posee información sobre el accionar de las fuerzas armadas durante la última dictadura.

“Empecé a contar lo que sé por 1975 pero en 2015 voy a seguir dando información”, afirmó durante una entrevista telefónica, la misma persona que dijo al Tribunal Oral Federal Nº 1 esta semana que sabía cuales eran los posibles lugares donde fueron enterrados clandestinamente unos 25 desaparecidos, en Córdoba.

“No terminé de declarar. No puedo dar nombres con una certeza del 100 por ciento”, agregó, u siguió: “No puedo pedir nada a cambio de la información que estoy brindando a la Justicia”.

Durante el reportaje televisivo Barreiro también afirmó que “no existe documentación sobre las desapariciones” y que “fue toda destruida”, pero se desdijo cuando aseguró “algo queda”.

“Empecé a contar lo que sé por 1975 pero en 2015 voy a seguir dando información”

Además, sostuvo que no tiene contacto con el ex comandate del tercer cuerpo del Ejército durante la dictadura militar, Luciano Benjamín Menéndez, y se sindicó a si mismo como uno de los personajes que promovieron los diálogos de el dictador Jorge Videla.

Por otra parte, Ana Maggi, esposa del represor, aseguró: "Cuando hablamos de esa época, se dice que los militares secuestraban, torturaban y tenían centros clandestinos, pero esto no era así".

Y agregó: "Eso es tergiversar la historia. Los militares capturaban al enemigo. Tenían prisioneros a sus enemigos y los centros clandestinos no eran clandestinos. Eso se fue tergiversado por el maldito silencio de los militares".