La diputada nacional por la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI) y precandidata presidencial, Elisa Carrió, anunció hoy que en caso de llegar a la presidencia promovería "la revisión de las cosas juzgadas írritas", en referencia a los juicios de Lesa Humanidad que se llevan adelante en nuestro país y manifestó no estar de acuerdo con "la actual manipulación de la justicia al servicio de la venganza".

Carrió, que recordó que fue autora de la ley de nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final que promulgó el entonces presidente Raúl Alfonsín, consideró que "las personas mayores de 70 años no pueden sufrir prisión ni se puede dejar que un condenado muera por un tema de salud en una cárcel".

"Las personas mayores de 70 años no pueden sufrir prisión ni se puede dejar que un condenado muera por un tema de salud en una cárcel"

Además, y al referirse a los militares que son juzgados por delitos cometidos durante la dictadura, Carrió consideró que "las personas mayores de 70 años no pueden sufrir prisión ni se puede dejar que un condenado muera por un tema de salud en una cárcel". Prometió que esas muertes serán "investigadas".

En un encuentro que fue convocado por Carrió y que se desarrolló en el instituto Hannah Arendt, en el barrio porteño de Recoleta, también estuvieron presentes Graciela Fernández Meijide, ex funcionaria de la Alianza; el actual ministro de Cultura porteño; Hérnan Lombardi; entre otros dirigentes y la charla llevó el nombre de "Los 70. Todas las Voces".