Los políticos utilizaron sus cuentas de Twitter para enviar un mensaje a todos los trabajadores en su día.