Con motivo de conmemorarse 30 años del Juicio a las Juntas Militares, la Defensoría del Pueblo organizó un acto homenaje a quienes llevaron adelante el juicio que condenó a los principales responsables de los crímenes ocurridos durante la última dictadura militar. El encuentro fue en el Salón José Hernández, en ocasión del cierre de la 41a. Edición de la Feria del Libro.

Participaron del acto el ex juez Ricardo Gil Lavedra; Estela de Carlotto, presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo; Juan Manuel Olmos, presidente del Consejo de la Magistratura; Daniel Tarnopolsky, integrante del Directorio de Organismos de Derechos Humanos del Ente Público Espacio Memoria (ex ESMA); Daniel Rafecas, juez federal a cargo de la causa por violaciones a los derechos humanos del Primer Cuerpo de Ejército; la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú; y Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

“esta es la democracia más larga de la que tengamos memoria los argentinos, depende de nosotros, del Pueblo, que sea la definitiva" (Estela de Carlotto)

El cierre del acto estuvo a cargo del Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, y la Presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien aseguró que “esta es la democracia más larga de la que tengamos memoria los argentinos, depende de nosotros, del Pueblo, que sea la definitiva”.

Asimismo aseguró que “en este largo recorrido, de 38 años, hemos abierto caminos, hemos hecho cosas que no pensábamos que íbamos a hacer, y todavía caminamos, con bastón pero caminamos, porque nunca nos arrodillamos”.

Finalmente de Carlotto recordó las audiencias realizadas durante el Juicio y subrayó que “fueron un ejemplo, un comienzo histórico. Aunque después hubieron claudicaciones que nos costaron 20 años de retroceso, hoy se está haciendo justicia también con el enjuiciamiento de los civiles cómplices de la dictadura militar”, concluyó.

Por su parte, Alejandro Amor valoró el trabajo de la CONADEP y de quienes participaron del Juicio a las Juntas en un contexto “en que el aparato represivo estaba intacto, y las audiencias se celebraban bajo constantes amenazas de bomba”

“El Juicio a las Juntas Militares fue un hito sin precedentes en la historia internacional de los Derechos Humanos"

Amor resaltó que “es responsabilidad nuestra como Defensores del Pueblo hacernos cargo de este proceso histórico y de su continuidad, la más importantes de las responsabilidades: la defensa integral de los Derechos Humanos”. 

Ricardo Gil Lavedra, afirmó que “el Juicio a las Juntas Militares fue un hito sin precedentes en la historia internacional de los Derechos Humanos y la piedra angular donde se fundó la joven democracia argentina”. 

A su turno, Magdalena Ruiz Guiñazú destacó el carácter único del juicio en la historia, e hizo extensivo el homenaje a quienes participaron de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), cuya labor caracterizó como “un gran trabajo y un descenso a los infiernos”.

Finalmente, el Juez Federal, Daniel Rafecas sostuvo que el Juicio a las Juntas fue “un salto histórico, un esfuerzo enorme y un trabajo muy sólido desde el punto de vista jurídico, que se basó en tres vértices: los jueces, los fiscales y las victimas y sobrevivientes”. 

“Un salto histórico, un esfuerzo enorme y un trabajo muy sólido desde el punto de vista jurídico

El encuentro contó con la participación del Defensor del Pueblo de Paraguay, los Defensores del Pueblo de la República Argentina, Defensores de mandato cumplido, Legisladores porteños y miembros del Tribunal Superior de Justicia. El Dr. León Arslanián, Presidente del Tribunal del Juicio a las Juntas, quien no pudo estar presente en el acto, envió su adhesión “al sentido que inspira este acto, como homenaje al Sistema Democrático y al estado de Derecho”.

Asimismo, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad rindió un homenaje especial al Dr. Julio Strassera, y entregó reconocimientos a los compañeros y compañeras de la Casa que fueron víctimas de la dictadura cívico - militar, y a los Defensores del Pueblo de la República Argentina por su ejercicio en la Defensa de los Derechos Humanos.