A 48 horas de las elecciones generales en Salta, los candidatos a gobernador Juan Manuel Urtubey, que salió primero en las PASO y va por la reelección, y Juan Carlos Romero se animaron a enfrentarse en un debate en vivo por un canal local. Mientras que el primero apeló a lucirse con números de su gestión, Romero se centró en la crítica al gobierno nacional. Ambos hicieron referencia a las denuncias de fraude que vociferó Romero por los canales de televisión cuando perdió las primarias y que ahora volvió a reflotar, a lo que Urtubey respondió que “las instituciones no son un mecanismo de perpetuación en el poder”, retrató Tiempo Argentino.

Urtubey, del Frente Justicialista Renovador para la Victoria, obtuvo el 12 de abril, un 47,23%. En tanto, la opción de Romero, del Frente Romero+Olmedo, que unió a los espacios que responden a Sergio Massa y Mauricio Macri en la provincia, sumó un 33,69%.

Apenas se supieron los resultados, Romero atacó el sistema de boleta electrónica que se implementó en la provincia. “Hemos advertido el riesgo del voto electrónico que está privatizado, no hay forma que me demuestren contando los votos. Ahora el problema está en que el gobierno y el Poder Judicial deben demostrar que el sistema funciona”, se volvió a desquitar el ex candidato a vicepresidente de Carlos Menem.

Sin embargo, Romero, quien gobernó la provincia antes que Urtubey, se vio en la necesidad de avalar la inminente elección. “La denuncia no quita que pidamos el voto a la gente y que mire y observe lo que está votando”, advirtió.

Urtubey respondió: “Hay que profundizar una Salta democrática, abierta, plural y sin prejuicios”. Y pidió "aceptar lo que piensa la gente para que las instituciones no sean un mecanismo de perpetuación en el poder, sino un mecanismo de ordenamiento social”.

Romero intentó nacionalizar el debate, incluso argumentó que “las elecciones de otras provincias muestran un cambio (en la opción de la ciudadanía) y Salta no puede quedarse afuera”. Sin embargo, luego de las primarias, no recibió apoyo de ningún candidato presidencial de los que integran su frente electoral. Ni Massa ni Macri viajaron a Salta. Romero se había referenciado en particular con Massa, quien ahora atraviesa una crisis política por la sangría incontenible de dirigentes.

Los dos candidatos debatieron sobre educación, salud, vivienda, obras de infraestructura y narcotráfico. Romero aseguró que “la frontera ha sido abandonda, vaya a saber por qué razones” y acusó a Bolivia de fabricar droga. “El gobierno boliviano ha liberado la fabricación de droga, la frontera es un colador y la Gendamería cuida el partido River-Boca”. También señaló a la inmigración colombiana como causa del aumento del narcotráfico. “El gobierno provincial no sabe cuántos colombianos viven en Orán, serán unos 2000, y financian al pequeño narco”, acusó.

Romero sostuvo acusó a la administración de Cristina Kirchner de“haber puesto al país en una decadencia enorme, aislado del mundo. Hemos perdido los s mejores años para invertir, el país que viene va a ser mejor. Nos exigen que sepamos reclamar lo que Nación nos negó. Ha habido pocas obras nacionales, a diferencia de Santiago o Jujuy, que tuvieron mejores resultados, eso se maneja según amigo o no amigo”.

En tanto, Urtubey respondió que desde su gobierno “se ha avanzado en la lucha contra la pobreza a partir de la estatización de la empresa de aguas lo que hizo crecer el abastecimiento de agua potable y obras de saneamiento” y destacó también “el crecimiento de tendidos eléctricos que llegó a lugares donde antes nunca había habido luz”, en referencia a la gestión anterior de Romero en la provincia.