En una declaración a la cadena Sky News, Hague consideró que el anuncio es una "maniobra" del Gobierno nacional y dejó claro que no cambiará la posición del Reino Unido.

"Argentina sufrió algunos contratiempos diplomáticos en las últimas semanas. En la cumbre de las Américas fracasaron en su intento de que otros países del sur y el norte de América firmaran una declaración (de apoyo) sobre las islas Falkland (como llaman los británicos a las Malvinas)", aseguró Hague a "Sky News".

Según el canciller, el país "está buscando una o dos maniobras para tratar de compensar eso".

En esa línea, el jefe de la diplomacia británica aseguró: "No creo que utilizar los Juegos Olímpicos con propósitos políticos siente muy bien a los demás países".

"Por supuesto, esto no cambia nuestra posición sobre las islas Falkland. Siempre apoyaremos el derecho a la autodeterminación de sus habitantes", agregó Hague.