El fiscal general de la Procuraduría de Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (PROCELAC), Carlos Gonella, denunció penalmente a firmas que operaron en el dólar ilegal, entre las cuales la más importante es INC S.A., conocida como la cadena de supermercados Carrefour Argentina. La acusación es por "intermediación financiera no autorizada" y lavado de activos por operaciones al margen de la legalidad por un total de $ 4000 millones, informó Tiempo Argentino. El esquema delictivo reportado por la PROCELAC aportaba "generosos fondos a la banca informal", según informó la entidad en un comunicado.

También fueron acusados los miembros del directorio y la sindicatura de la empresa, los miembros de Inbdocredit Cooperativa de Crédito, Consumo y Vivienda, de Ad Law y Orpil SA y las compañías Yoen S.A., la Asociación Mutual Versailles y el Grupo Infinito S.A. La denuncia incluye, además de INC S.A., a los miembros de los directorios de Anker S.A., Transcambio S.A., y Transacciones Agentes de Valores S.A. y a las personas que integraron la asociación ilícita para realizar intermediaciones financieras no autorizadas y lavado de activos.

La investigación comenzó con la presentación de la información del Banco Central desarrollada el primero de septiembre de 2014 a la PROCELAC, que continuó la investigación a través de su Área Operativa del Mercado de Capitales. En esa ocasión, las preguntas por la casa de cambio Transcambio eran derivadas al piso 16 a pesar de que el domicilio de la firma era en el piso 17. Dado que la empresa negó la entrada a los inspectores, el Central volvió 15 días después con una orden judicial y encontró 38 empleados, muchos de los cuales intentaban borrar la información de sus computadoras. Incluso lograron encontrar una bolsa en un cesto de basura con $ 290 mil y tickets de operaciones ilegales.

Con posterioridad, la PROCELAC analizó la ruta del dinero, y concluyó que "el señalado movimiento de divisas no constituye un acto aislado, casualmente constatado en oportunidad del registro de ese domicilio, sino que integra una operatoria recurrente llevada a cabo, cuanto menos, durante más de un año", de más de $ 4000 millones, de los cuales $ 593,2 millones se realizaron en las oficinas no declaradas.

Por otro lado, el Central realizó nuevos operativos en dos cuevas en la zona norte de la Provincia de Buenos Aires. Los allanamientos fueron ordenados por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Número 1. En los dos domicilios se encontraron indicios de operaciones no autorizadas de cambios. También se hallaron $411mil, U$S11.500, 2250 reales y 265 euros.