Luego de su derrota en la interna del frente Cambiemos donde obtuvo el 3,4% de los votos, un sector del radicalismo cordobés reclamó la renuncia de Ernesto Sanz al frente del Comité Nacional de la UCR, l

"Tanto Ernesto Sanz, el mariscal de la derrota, como los demás autores materiales, instigadores y participes necesarios de la claudicación y la entrega del partido deben asumir las consecuencias de una decisión infamante y dar un paso al costado", dice el comunicado de la agrupación Democracia Radical, que encabeza el dirigente Rodrigo López Tais.

El domingo, el senador mendocino obtuvo el 3,4% de los votos y quedó detrás del líder del PRO, Mauricio Macri y Elisa Carrió, de la Coalición Cívica-ARI, y dejó al partido por primera vez desde la restauración democrática sin formar parte de una fórmula presidencial.

"Ernesto Sanz, el mariscal de la derrota, debe dar un paso al costado por entregar el partido al PRO"

En ese sentido, en el radicalismo cordobés sostuvieron que Sanz expuso al partido a la "derrota más humillante que se recuerde en su centenaria trayectoria democrática".

En rigor, el resultado es la segunda marca más baja del radicalismo en una elección, luego del 2,3%, que sacó Leopoldo Moreau en las presidenciales de 2003.

Por primera vez desde el retorno de la democracia, el radicalismo no estará en la fórmula presidencial

Los radicales cordobeses acusan a Sanz -principal arquitecto del pacto radical con el PRO- de haber propiciado el "abandono de las mejores tradiciones nacionales, populares y progresistas" de la UCR y de "brindar una candidatura testimonial" que "legitimara" la postulación del líder del PRO a la Casa Rosada.

Asimismo, criticaron a la cúpula radical por "ofertar al PRO la tercerización de los "servicios de fiscalización electoral en los comicios generales de octubre, a cambio de un racimo de cargos legislativos".