La Comisión Nacional de Valores (CNV) anunció este martes la implementación de la resolución 646, que busca limitar el avance del dólar contado con liqui y proteger a los ahorristas que hayan puesto dinero en Fondos Comunes de Inversión (FCI).

En este sentido, la nueva medida dispone que los títulos nominados y pagaderos en moneda extranjera deberán ser cotizados en dólares y traducidos a pesos según el tipo de cambio del Banco de la Nación Argentina.

“Con la maniobra del contado con liqui, los tenedores compran títulos en el mercado argentino y los venden afuera por dólares. Es una manera legal de hacerse de dólares”, explicó a INFOnews el economista Horacio Rovelli.

Los títulos deben ser valuados en dólares al tipo de cambio oficial, y no al precio del contado con liqui

“Luego los contabilizaban en pesos pero al precio del contado con liqui. Pero ahora, lo deberán hacer al tipo de cambio oficial y pierden alrededor de un 40%”, comentó el economista y destacó que “por eso cayó el Merval: todos salieron a deshacerse de los títulos porque ya no les sirven”.

LAS TRES CLAVES DE LA MEDIDA

1 – Todos los títulos y sus subyacentes que se negocien en los mercados extranjeros, deberán ser cotizados en la misma moneda en que hayan sido emitidos, siempre y cuando esta sea la misma moneda de pago.

Para esto, se tomará como referencia el precio en la plaza exterior más alto o bien el precio en dólares de la plaza local cuando no exista cotización en el exterior.

2 – Apunta a "homogeneizar los criterios de valuación de los activos”, dijo el presidente de la CNV, Cristian Girard, y remarcó que los títulos deben ser valuados en dólares al tipo de cambio oficial, y no al precio del contado con liqui.

“Para evitar que haya distorsiones y se tomen otros precios para registrar el valor de esos activos, definimos en esta norma el criterio de valuación de esos títulos públicos. De esta manera, el ahorrista que puso su dinero en el fondo de inversión no se va a encontrar con una sorpresa el día que cobre el título”, detalló. 

3 – “La resolución busca proteger de las oscilaciones contables a los ahorristas que invirtieron en los Fondos Comunes de Inversión. Lo que se está buscando es que sea mucho más estable la cotización de los cuotapartes (los inversores finales) de estos fondos para que no estén expuestos a una volatilidad o una inestabilidad que surja de los métodos de registración”, concluyó Girard.