A más de un mes de la elección provincial tucumana, la Corte Suprema de Justicia deberá definir si valida definitivamente el acto electoral que dio la victoria a Juan Manzur o si exige una nueva elección como pide el diputado opositor y ex candidato a la gobernación, José Cano. Los especialistas consultados por INFOnews coincidieron en que es improbable que los cuatro integrantes del Máximo Tribunal decidan revertir el fallo que reconoció el triunfo del Frente para la Victoria, pero podría esperarse algún tipo de definición política que siente precedente, en el marco de la campaña electoral presidencial.

Los pasos que siguen a la apelación del opositor Acuerdo por el Bicentenario están estipulados por la ley: presentó el recurso ante la Corte Suprema de Tucumán que deberá definir si acepta el recurso extraordinario para avanzar hacia la Corte nacional. En caso de rechazarlo, Cano aún puede ir en queja hacia el Máximo Tribunal, que deberá decidir si toma el caso. Normalmente, debería pasar el expediente a la procuradora, Alejandra Gils Carbó para que brinde su opinión (aunque puede obviar este paso) y luego tomar la definición final.

El perfil político de la Corte preanuncia para muchos especialistas que no se revertirá el resultado electoral pero que aprovecharán el conflicto para dar un mensaje.

Los magistrados no tienen plazo para fallar pero están encerrados en un reloj de arena que se agota vertiginosamente: el 29 de octubre debe asumir la nueva autoridad que reemplazará al actual gobernador José Alperovich. Por esta razón, la mayoría de los juristas se inclinan por la posibilidad de que la Corte no falle en un tema que quedará abstracto luego de la asunción de Manzur. Sin embargo, el perfil político de la actual composición de la Corte preanuncia para muchos especialistas que no se revertirá el resultado electoral pero que aprovecharán el conflicto judicial para sentar precedente sobre ciertos principios electorales y dar un mensaje, en el marco del final de la carrera electoral presidencial.

En la historia de los fallos de la Corte hay precedentes contradictorios con respecto a las elecciones provinciales: el más reciente es el caso de Santiago del Estero cuando suspendió las elecciones del 2013, donde el ex gobernador Gerardo Zamora pretendía presentarse para un tercer mandato. Sin embargo, en 2003 la Corte había resuelto que era incompetente para actuar en una controversia en Jujuy en temas que debían tramitar ante la justicia provincial.

“Este tema no sería competencia de la Justicia nacional porque las elecciones a gobernador son competencia de la instancia provincial. El recurso extraordinario de Cano deberá demostrar que se afecta una clausula federal, como son la Constitución y el Código Electoral para que la Corte lo tome. Además, que las maniobras que denuncian tienen la relevancia numérica como para cambiar el resultado electoral”, explicó a INFOnews el constitucionalista Chistian Cao.

Las tres posibilidades que tiene la Corte

-Rechazar el caso porque no una elección provincia no sería de competencia federal.

-Tomar la denuncia, validar la elección tucumana pero fallar sobre el fondo de la denuncia. Es decir, dar pautas sobre las reglas electorales.

-Dictar una cautelar, frenar la asunción de Manzur y llamar a nuevas elecciones. Esta opción es la menos probable, según los especialistas.

El pronóstico

“Es poco probable que la Corte vaya a tomar el caso, por un tema institucional. Si trata el tema puede que una provincia quede sin gobernador. Igualmente, puede tomarlo porque es una decisión de los magistrados. Es probable que se pronuncien sobre la cuestión de fondo. Las autoridades informaron que organizar una elección lleva 4 meses. Muchos se abocan a Manzur y Cano pero hay que tener en cuenta que no habrá diputados, concejales, intendentes, ni gobernador. Es todo el sistema que quedaría sin las personas”, explicó el constitucionalista Diego Armesto