El embajador argentino ante el Vaticano, Eduardo Valdés, estuvo en CN23 con Dady Brieva en el programa Dady TV, y reveló detalles de un encuentro con Francisco antes de ser nombrado Papa.

Me lo crucé a Bergoglio en el subte una semana antes de su elección, no tenía ninguna expectativa de ser elegido”, expresó y reveló que a Francisco “no le preocupa lo más mínimo la seguridad, no se va a callar la boca, va a decir lo que siente”.

“Francisco hace cualquier cosa por San Lorenzo”

Lo de Estados Unidos con Cuba es el final de obra de uno de los tantos puentes que tendió como Turquía con Armenia, Israel con Palestina, Corea de Norte y Corea del Sur”, destacó Valdés.

En ese sentido, recordó que “el Papa empezó confrontando con Obama por Siria”, y destacó además que “en dos años y medio Francisco convocó más gente que Juan Pablo II en 26 años”.

“Él decide ponerse el bonete de Pontífice y te convoca si querés dejar de ser muro y subirse al puente con él”, agregó Valdés y destacó que “el Papa habla mucho por teléfono con laicos, una gran virtud”.

Por último, el embajador reveló que “el Papa la invitó a la Presidenta a almorzar el día anterior a su entronización” y explicó: “Empezaron a ver la agenda internacional y tenían más cosas que los unían de las que los separaban. Estuvo pendiente de los buitres”.