El titular del bloque de diputados nacionales del Frente Renovador, Alberto Roberti, aseguró que continuará en ese espacio político, independientemente de la decisión de su esposa, Mónica López, de pasarse al Frente para la Victoria: “Salvo que alguno me quiera rajar, y me parece que no es el caso, yo voy a seguir militando en las ideas de Massa. Yo estoy en el Frente Renovador”, aseveró.

En diálogo con Radio de la Ciudad, el dirigente sostuvo que “la decisión de mi esposa va por una ruta diferente a la mía” y que “ella evidentemente va a ir por otro espacio”, pero aclaró que “es una situación absolutamente individual”. Sobre si López mantendrá su candidatura al Parlasur por el massimo, expresó: “No lo sé, a lo mejor no es candidata. Deben consultárselo a ella”.

Al ser consultado sobre si existen puentes entre el Frente Renovador y el Frente para la Victoria, afirmó que “no sé las comunicaciones que puedan existir entre los líderes de los espacios”, pero reconoció que “en el peronismo hay conversaciones” y detalló que “la matriz de Massa en muchos de sus dirigentes es el peronismo, al igual que los compañeros que están en el sciolismo”. 

 

Si hubiera balotaje entre Scioli y Macri, dio a entender que votaría por el candidato del kirchnerismo

De esta forma, admitió que “siempre conversaciones va a haber”, pero subrayó que “descarto de plano que haya coincidencias y acuerdos electorales”, ya que “acá cada uno está defendiendo sus intereses”. De cara a un posible balotaje entre Scioli y Macri, declaró: “Yo votaría a Massa porque creo que va a ingresar, pero si así no fuera, mi voto va a ser al peronismo. De los tres contendientes dos son peronistas”. 

Pese a reconocer que ante esa eventual segunda vuelta votaría a Scioli, aseguró que ante un eventual nuevo gobierno del Frente para la Victoria la posición del massismo sería ser una “oposición constructiva”.