"Es una cosa absolutamente fuera de lugar que mientras que en el país hay una escasez de divisas y un drenaje diario de las mismas en el Banco Central, se incremente permanentemente los dólares destinados al gasto que producen los turistas en el exterior con un precio preferencial", señaló a Tiempo Argentino, Osvaldo Cornide, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El llamado "dólar turista" o "dólar tarjeta", que consiste en el recargo del 35% a la cotización del dólar oficial para compras con tarjetas de crédito y débito en el exterior –lo que incluye sitios web extranjeros–, posibilita por Resolución 3420 el reintegro de este adicional para el pago del Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales. Y en caso de no estar inscripto en ninguno de estos impuestos, se puede aplicar para su devolución mediante trámite en la AFIP.  Con este recargo, siendo el dólar oficial de $ 9,5 aproximadamente, el dólar turista se encuentra en $ 12,85, por debajo del dólar paralelo de cerca de $ 16.

Salida de dólares

En vísperas de las elecciones y de la temporada de vacaciones, acompañado con la progresiva devaluación del real brasilero, el egreso en concepto de compras realizadas en dólares a través de la tarjeta de crédito, dan para septiembre un promedio de 436 millones de dólares, un 57,6% mayor que el año pasado mismo mes (dato préstamos a titulares de tarjeta de crédito en dólares-BCRA). Si bien esto incluye erogaciones que no están vinculadas al turismo en el exterior, a esperas del tercer informe trimestral a ser publicado por el Central, los datos del 2do trimestre reflejan que en concepto de viajes y turismo los gastos en dólares con tarjeta sumaron 1.268 millones de dólares, un 57% más que mismo periodo año anterior.

La entrada de dólares al país por turismo o exportaciones genera menos divisas para el Banco Central que lo que generaba años atrás.

Por su parte según datos oficiales la compra de dólar-viaje que es el permitido por la AFIP en base a las declaraciones de ingresos, y que se vende a precio oficial destinado a vacacionar en el extranjero, alcanzó un acumulado al 21 de octubre de 921 millones dólares, donde se estima que se otorga aproximadamente 80 dólares por día. En comparación con el año pasado mismo período acumulado, para viajes se habían adquirido 410 millones, es decir, menos de la mitad que las solicitudes actuales.  A su vez el total de compras de dólar oficial para este mismo periodo es de 8,4 mil millones de dólares para este año, contra 2 mil millones de dólares mismo periodo año anterior. De esta manera, el total de divisa adquirida en el mercado legal aumentó en 4,5 veces en lo que va del año. En septiembre pasado fue record histórico la cantidad de personas que solicitaron dólares en esta vía con más de 1,1 millones de operaciones.

Según Cornide, el tipo de cambio diferenciado del dólar tarjeta, "estimula el gasto de turistas hacia el extranjero que en el año sumarían miles de millones de dólares, subsidiando de esta manera el viaje al exterior para el turismo.En todo caso si se quiere subsidiar, habría que hacerlo para el turismo interno. Lo que planteamos es que el turismo del que hablamos no tenga más privilegio y utilice el dólar blue." 

En definitiva, esto sucedería eliminando dicho reintegro e incrementando el porcentaje de recargo, en tanto persista la brecha cambiaria, lo que desestimularía los viajes al exterior. La cuestión que subyace, es el debate sobre la posibilidad de un desdoblamiento cambiario para ciertos rubros. En este sentido Andrés Méndez, director de la Consultora AMF, explica que "la experiencia histórica muestra que el desdoblamiento cambiario sería la forma más suave de controlar la salida de divisas. Mediante este mecanismo, se debieran encarecer aquellos rubros superfluos en cuanto a importaciones, mientras que con las exportaciones se puede hacer un mix promocionando aquellas actividades preferenciales sometiéndolas al mercado libre de cambios. Porque en definitiva hoy le das dólar más barato para viaje o atesoramiento pero no se recibe una contrapartida, son divisas que pierde el Banco Central."

El especialista explica "porque con la restricción en el mercado de cambios lo que termina pasando es que se alimenta la demanda del dólar que algunos consideran barato, en tanto se encuentra por debajo de lo que reconoce incluso el mercado bursátil, y así se 'subsidian' actividades como el turismo en el exterior. Este concepto aumentó respecto del año pasado, en gran parte porque en 2014 se redujo notablemente a partir de la devaluación, y puede estar influyendo ahora la idea de que esto se va a terminar, lo que llevaría a niveles similares a 2013." 

El tema con las restricciones, dice Méndez, es que "mientras que el objetivo era principalmente morigerar la demanda de dólares, sin embargo así también tira para abajo la oferta voluntaria de dólares. La entrada de dólares al país por turismo o exportaciones genera menos divisas para el Banco Central que lo que generaba años atrás, siendo que las estadísticas de turismo andan bien, pero es que esos dólares no entran al mercado legal sino al informal, y ello suma como 2000 millones de dólares al año". 

Según Mendez la venta de dólares por parte de individuos (sector privado no financiera) es para el primer semestre 2015 de 68 millones de dólares, mientras que en 2011, antes de las restricciones, era superior a 4.100 millones para mismo periodo. Además el ingreso de dólares por turismo receptivo muestra un acumulado enero- junio 2011 de 1520  millones de dólares frente a 533 millones mismo período lo que develaría el significativo monto que absorbe de divisas el mercado informal.

Según el informe de septiembre del BCRA sobre el mercado cambiario el peso argentino registró en septiembre una depreciación frente al dólar estadounidense y al euro, mientras que se apreció en relación al real brasileño. Asimismo, la última actualización de la autoridad monetaria sobre el saldo de reservas llevado al 16 de octubre, muestra la persistente caída en que se alcanzaron unos 27.635 mil millones de dólares  (datos Banco Central de la República Argentina).

Turismo interno

Cornide remarca que el tema del dólar turista "fundamentalmente está desfavoreciendo al turismo interno y afectando la tenencia de divisas por parte dela República Argentina. 

Este dólar más barato promueve el éxodo de turistas argentinos al exterior que podrían estar veraneando en las costas y en las montañas argentinas. Incluso habiendo más recursos en el país, podrían destinarse así a infraestructura que facilite y mejore el turismo interno", se quejó.

Días atrás en el marco del XIV Foro Internacional de Ciudad, Comercio y Turismo organizado por CAME, el presidente Cornide resaltó la importancia económica del turismo local, en tanto que esta actividad representaría a nivel mundial el 9% del producto global, generando uno de cada once empleos creados. 

Según las declaraciones del directivo "el crecimiento que se ha logrado en la Argentina en los últimos años alrededor de esas actividades ha sido importantísimo. El comercio y el turismo explican hoy el 24% del Producto Interno Bruto anual, y si se los toma como un solo rubro, son la principal actividad económica del país", generando en el país "más de 2,5 millones de empleos".

Un "swap" de turistas brasileños y chinos

En el marco de la misión argentina a San Pablo, Brasil, el ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, presentó la promoción realizada junto a las operadoras turísticas brasileras para viajar a la Argentina en reales. "Argentina en Reales" tiene como objetivo que las agencias del país vecino puedan ofrecer paquetes a Buenos Aires y otros destinos locales en moneda brasileña, siendo que eran hasta el día de hoy básicamente realizadas en dólares. En un contexto de mayor competitividad del real brasileño y por tanto del destino de Brasil para el turista argentino, el fortalecimiento apunta a reforzar la contraparte de atracción del turista brasilero posicionando a la Argentina como opción de mayor atractivo.

En la misma línea de fortalecimiento del turismo receptivo, el ministro Meyer participó del 3° Forum de Economía de Turismo Global celebrado en Macao en vistas a una mayor integración con China frente al horizonte, señalado por los organizadores, de "100 millones de turistas chinos viajando por el mundo en los próximos 10 años". El funcionario señaló que "vemos a China con un potencial muy importante en materia de turismo emisivo, y una oportunidad para Argentina en materia de turismo receptivo y de captación de inversiones". Según el balance del evento realizado, Pansy Ho, vicepresidenta y secretaria general del Forum de Economía de Turismo Global, expresó su interés en el intercambio turístico entre China y Macao con la República Argentina.