Con el peronismo en estado de asamblea, con el FPV tensionado entre tres polos de poder –el kirchnerismo/cristinismo, el PJ representado por Daniel Scioli y los gobernadores que ganaron en sus provincias, más un tercer espacio que surge en torno al salteño Juan Manuel Urtubey–, la presidenta Cristina Fernández mantiene sin embargo una influencia difícil de obviar. La mandataria pretende administrar esa incidencia con un objetivo para los próximos dos años: resguardar la representación electoral del 48,60% de los argentinos que votaron contra Mauricio Macri en el balotaje. La capacidad de Cristina de mantener su ascendencia con una transición en curso dentro del propio peronismo –que culminará en 2017 con la elección de senador nacional por Buenos Aires– tendrá su primera prueba con la definición de tres nombramientos que deben resolverse en los próximos días: la elección del nuevo jefe del bloque del FPV a partir del 10 de diciembre, con el kirchnerismo/PJ ya en la oposición; la designación del vicepresidente 2º de la Cámara Baja; y el nombre del titular de la Auditoría General de la Nación, que deberá quedar en manos de la oposición. 

Según consignó Tiempo Argentino, la pulseada para resolver quiénes ocuparán esos cargos está en el aire. Los últimos movimientos indican que en esta ocasión, a diferencia del pasado reciente, la puja por llenar los tres casilleros se zanjará en una negociación con todos los sectores. El próximo jueves 3 de diciembre podría conocerse el resultado de las tratativas: los dirigentes del PJ están preparando una reunión del Consejo partidario para ese día, por la tarde, en la sede nacional de Matheu 130. El responsable organizativo de la convocatoria, el jujeño Eduardo Fellner, hoy a cargo del PJ, es justamente uno de los tres candidatos a ocupar la AGN a partir del 10 de diciembre. Los otros dos nombres en danza son el actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el saliente titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, cuya postulación recibió cierto envión en los últimos días.

Cristina quiere utilizar su capacidad de influencia para aprovechar los diez días que restan de su mandato en el marco de su llamado al "empoderamiento" y defensa colectiva de las conquistas del kirchnerismo.

La renovación de las autoridades de la banca del FPV en Diputados, donde seguirá siendo primera minoría, es el otro capítulo que comenzará a dirimirse esta semana. Para los dos cargos que están bajo debate –la conducción del bloque y la vicepresidencia 2ª del cuerpo– se mencionan cuatro nombres, con un quinto –el tapado– que podría ser la sorpresa.  Los apellidos en danza son Héctor Recalde y José Luis Gioja, los dos candidatos a suceder a Juliana Di Tullio, y para la vicepresidencia de la Cámara suenan el salteño Pablo Kosiner; el secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro, y el gobernador de Misiones Maurice Closs, diputado nacional electo, quien aportó al FPV con un muy buen resultado en su distrito. La presidenta ya hizo trascender sus preferencias: esos hombres son Recalde, cuya figura podría facilitar el diálogo con los legisladores como Claudio Lozano, Victoria Donda y Víctor De Gennaro y restablecer vínculos con el movimiento obrero, y el economista Echegaray para la AGN. 

Cristina también quiere utilizar su capacidad de influencia para aprovechar los diez días que restan de su mandato en el marco de su llamado al "empoderamiento" y defensa colectiva de las conquistas del kirchnerismo. Esta estrategia se evidencia al repasar la agenda presidencial para esta semana y la entrante: la mandataria viajará mañana desde Río Gallegos hasta Bariloche, y desde allí seguirá viaje hasta la localidad de Pilcaniyeu, donde se encuentra la planta de enriquecimiento de uranio de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Con su presencia, como ya hiciera en el Hospital Posadas o en el centro de investigación científica y tecnológica de YPF (Y-Tec), CFK se propone advertirle a la sociedad sobre los logros obtenidos en distintas áreas. La misma impronta, y probablemente mucha emoción, tendrá el acto que encabezará el próximo miércoles en el predio de la ex ESMA. Allí inaugurará nuevas oficinas, recorrerá las instalaciones que tienen los organismos como Hijos, Abuelas y Asociación Madres de Plaza de Mayo, y supervisará por teleconferencia la señalización como centro clandestino del Pozo de Vargas y la Escuelita Famaillá, ambos en Tucumán. Su visita al Espacio para la Memoria y los Derechos Humanos se convertirá en una plataforma muy potente para la defensa del avance de los juicios de lesa humanidad ante cualquier ofensiva por frenar la acción de la Justicia o quitar presupuesto a las políticas del área. La última semana de gobierno de CFK, que incluye dos feriados, será muy corta y concluirá con el traspaso del mando del 10 de diciembre. Un día antes, sin embargo, el miércoles 9, la presidenta dará su último discurso en la Casa Rosada. Se presume que una multitud la estará acompañando desde la Plaza de Mayo. En la sede gubernamental no se descarta que ese día se produzca alguna sorpresa vinculada con la inauguración de nuevos espacios dentro de la Casa de Gobierno, o la incorporación al patrimonio del edificio de referencias históricas emblemáticas de los 12 años de kirchnerismo.

Ratifican a Ottaviano

En el cierre del "II Congreso Latinoamericano de Defensorías de las Audiencias", que se lleva a cabo en Cartagena, 31 defensores y defensoras de las audiencias de 8 países de Latinoamérica ratificaron a la Defensora del Público de Argentina, Cynthia Ottaviano, como presidenta de la Organización Interamericana de Defensores y Defensoras de las Audiencias (OID) y señalaron el trabajo del organismo como un ejemplo a seguir.

Radio Nacional: reclaman el respeto a la Ley de Medios

Los directores de las 50 emisoras de Radio Nacional Argentina reclamaron, a través de un documento, "defender la institucionalidad" de la Ley de Medios más allá del cambio de gobierno que sucederá el 10 de diciembre, cuando Mauricio Macri asuma la presidencia en remplazo de Cristina Fernández.

"La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual nos otorgó derechos y obligaciones", sostiene el texto, que resalta la "legalidad constitucional" de la norma. 

Firmado por los directores de las emisoras, el documento insta a defender "la institucionalidad, en toda Radio Nacional Argentina, en todo el territorio de la Patria". "En el contexto de un cambio de gobierno –agrega–, es momento de demostrar que estamos frente a una política de Estado. Se trata, pues, de consolidar el carácter público de nuestros medios, garantizando el cumplimiento irrestricto de la ley que los regula y del marco institucional que los contiene." "El respeto por la institucionalidad nos obliga a respaldar a las autoridades legítimamente constituidas por mandato popular y a exigir el cumplimiento de sus responsabilidades conferidas por ley", cierra.