La principal fuerza de la extrema derecha francesa, el Frente Nacional (FN), liderada por Marine Le Pen, fue el partido más votado en las elecciones regionales de este domingo en Francia, según las primeras proyecciones después del cierre de los centros de votación.

Los comicios, en los que se renuevan 1.757 cargos de consejeros regionales y 153 de consejeros territoriales, son los primeros desde que el gobierno reagrupó las 22 regiones en sólo 13, además de cinco territorios de ultramar.

“El Frente Nacional es el único republicano porque defiende la Nación y su soberanía", dijo Marine Le Pen

“El Frente Nacional (FN) es el único republicano porque defiende la Nación y su soberanía", dijo Marine Le Pen y afirmó que "Francia levanta la cabeza testa. Nada podrá frenar la profunda voluntad del pueblo francés”.

"42% de los votos en el primer turno, Gracias!", escribió Marion Le Pen-Maréchal en Twitter, tras el resultado en la región de Provence-Alpes-Cote d'Azur.

Con una abstención cercana al 50%, el FN amasó un apoyo de alrededor del 30% a nivel nacional, seguido por Los Republicanos, el partido dirigido por el ex presidente Nicolas Sarkozy, con un 27. En tercer lugar se ubica el oficialista Partido Socialista (PS) con entre un 22 y un 23%, según la cadena de noticias local France24.

Sin embargo, esto no significa que el partido encabezado por Le Pen se quede con la mayoría de los 1.757 cargos de consejeros regionales y 153 de consejeros territoriales que deben ser renovados en las urnas.

En primer lugar, muchos de los cargos posiblemente deban ser dirimidos por los 44,6 millones de franceses habilitados para votar en el balotage, el próximo domingo.

En segundo lugar, es muy posible que, como ha pasado en el pasado, la derecha, actualmente liderada por Sarkozy, y los socialistas se unan en un "frente republicano", como se conoce en Francia, para evitar que el FN asuma cargos públicos de relevancia.