El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, estudia presentar en Nueva York antes del 14 de abril, la oferta para la colocación de 12.500 millones de dólares en bonos de la deuda, cuya emisión servirá para obtener el efectivo necesario para pagar los acuerdos alcanzados con los fondos buitre por la deuda en situación de default.

Luego de que el Senado aprobara en la madrugada de hoy la ley que habilita el pago de la deuda de quienes no ingresaron a los canjes del 2005 y 2010, el ministro se reunió con el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y el subsecretario de financiamiento, Santiago Bausili, para delinear la agenda de la gira que abarcará también a países europeos y asiáticos.

El Gobierno emitirá bonos a 5, 10 y 30 años, y espera conseguir una tasa menor al 8,5% que fue lo que consiguió hace diez días YPF

Prat Gay tiene la agenda “muy apretada”, ya que el miércoles que viene viaja a Bahamas para la reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyos créditos resultan cruciales en estos momentos para el desarrollo de la obra pública y el financiamiento de planes sociales.

Todo apunta, según fuentes del Palacio de Hacienda, que el ministro estará en Nueva York presentando la propuesta entre el lunes 11 y martes 12 de abril, ya que el miércoles 13 estará en la audiencia en la que la Cámara de Apelaciones definirá el pedido de Argentina de confirmar el fallo del juez Thomas Griesa de levantar las medidas cautelares que pesan sobre el país.

Esto hace que Caputo, junto a Bausili, y el viceministro de Economía, Pedro Lacoste, junto con el asesor especial, Vladimir Werning, tendrán que repartirse entre Japón, la costa oeste de los Estados Unidos, y algún país de Europa, a partir de mediados de la semana próxima.

"Tenemos que ir afuera porque el mercado (local) es muy pequeño. La alternativa a esto hubiese sido un ajuste brutal"

Prat Gay reconoció hoy que tras la aprobación de la ley en el Senado, "ahora viene un proceso que tenemos que aprovechar para captar inversiones y evitar el ajuste, y para recuperar todas las inversiones en infraestructura que no se han hecho en los últimos años". 

"Tenemos que ir afuera porque el mercado (local) es muy pequeño. La alternativa a esto hubiese sido un ajuste brutal", advirtió el ministro en declaraciones a radio Mitre.

Recordó que la aprobación del proyecto que habilita al Gobierno a cerrar el acuerdo con los fondos buitre que reclaman en la justicia de Nueva York, "es el acto definitivo que borra el default del 2001", y subrayó que "nadie disfruta pagarles a los profesionales de la usura, pero había que resolverlo y así fue".

CÓMO SERÁN LOS BONOS

Para hacer frente a este pago de deuda, el Gobierno emitirá bonos a 5, 10 y 30 años, por los que se espera conseguir una tasa menor al 8,5% que fue lo que consiguió hace diez días YPF por bonos a 10 años de plazo.

Los bancos que tendrán a su cargo la operación son los mismos que operaron anteriormente en colocaciones similares, es decir, el Deutche, el UBS, el JP Morgan. Entre los que operan también en la plaza local se encuentra el HSBC, el Santander, el BBVA, y el Citi.

Prat-Gay aclaró una vez más que el acuerdo con los holdouts no implica un aumento del endeudamiento, ya que el monto que está impago también figura en los registros, por lo que la figura apropiada es la de "un cambio de acreedor". 

Y para despejar las dudas que aún tienen algunos opositores sobre la evolución de la negociación, dijo que "el desafío es qué pasa el 14 de abril; ese día en realidad sólo sucede que un grupo de acreedores tiene el derecho de bajarse del acuerdo, pero con esta aprobación del Senado sería difícil de entender por qué se bajarían".