"Estamos hartas de todos los tipos de violencia machistas", exclamaron las participantes de "la marcha de la Primavera Feminista" que tuvo en una fuerte réplica en las redes sociales con la HT #NosQueremosVivas y #NiUnaMenos, tomando las convocatorias que tuvieron lugar en España y Argentina. 

En torno al Monumento de la Victoria Alada, miles de mujeres se manifestaron para reclamar el cese a la violencia de género en un país donde las cifras de femicidios son alarmantes. 

La convocatoria también fue replicada en Oaxaca, Jalisco, Xalapa, Edomex, Veracruz y Sinaloa, entre otras ciudades. En esta última, en particular, la movilización tuvo una particular importancia por tratarse de uno de los distritos dominados por el narco con mayor cantidades de crimenes contra mujeres. 

Se trató de la mayor movilización por los derechos de las mujeres en la historia de México. Por la noche, el presidente Enrique Peña Nieto envío un mensaje a través de las redes sociales para dar su apoyo a la convocatoria y acusar recibo de los reclamos desplegados por las manifestantes.