Juntos, pero no tanto: cerraron Tecnópolis para que fueran hijos de funcionarios
Juntos, pero no tanto: cerraron Tecnópolis para que fueran hijos de funcionarios

Una vez más, quedó demostrado que la constante apelación a la cercanía y al contacto con los ciudadanos es un mero recurso de marketing por parte del Gobierno. En un hecho inédito en la historia de Tecnópolis, este último sábado el predio de Villa Martelli abrió durante dos horas solo para que los funcionarios del Ministerio de Educación pudieran llevar a sus hijos.

Para tal cometido, hicieron trabajar dos horas de más a los empleados de la feria, que tuvieron que estar de 10 a 12 de la mañana atendiendo a estos insólitos visitantes vip.

Según reveló la periodista Mariana Moyano en su blog, durante el jueves y viernes de la semana pasada se mantuvieron cerradas algunas zonas para que estuvieran preparadas especialmente para los privilegiados visitantes, y armaron espacios que luego de ser usados en esa instancia fueron desarmados.

En resumen: los trabajadores debieron llegar dos horas antes de su horario de trabajo, durante una hora (de 11 a 12) los ciudadanos asistentes debieron esperar sin ningún tipo de justificación, y se le complicó la visita a miles de asistentes para que los funcionarios pudieran darse ese lujo.

Todos los detalles y las fotos de este vergonzoso episodio en el blog de Mariana Moyano.