Los efectivos de Gendarmería que regresaron con el propósito de custodiar las zonas más "calientes" de la provincia de Buenos Aires afectada por la inseguridad realizan cacheos selectivos, según lo denuncian usuarios de las redes sociales.

Los operativos de esta fuerza federal en controles de transporte público de pasajeros suman quejas por portación de cara y por ser "selectivos" a determinados tipos físicos.

Las quejas de usuarios que se ven demorados por el despliegue de las fuerzas de seguridad federales se documentan con videos y reflexiones sobre la arbitrariedad en requisar a los pasajeros.

La supuesta  tranquilidad por la presencia en la calle de estas fuerzas federales, trajo preocupación en las madres y las familias. "Si sos morochito", advierten los tuits, los ciudadanos están en la mira y son discriminados. 

"Estimo q se vendrán tiempos peores, bajo pretexto de darle seguridad a las personas. Siempre ese estigma sobre los laburantes", comentó otro usuario de esa red social.