Sociedad

Éstas son las condiciones precarias en las que trabajan los empleados de la Línea C

Los trabajadores se encuentran de paro por la falta de higiene y seguridad de la estación San Juan. Baños químicos en los andenes y vestuarios precarios de durlock, son parte de las quejas.

Los trabajadores de la Línea C de subtes se encuentran de paro desde ayer a las 18.30 por las malas condiciones de higiene en las que deben trabajar desde el cierre de la estación Constitución por refacciones durante enero y febrero.

El hecho transformó a la estación San Juan en virtual cabecera y la empresa Metrovías se comprometió a adecuar las instalaciones para que pueda funcionar como tal. Sin embargo, según los trabajadores no cumple con las condiciones de seguridad e higiene para serlo.

En la línea C hay 200 trabajadores. La empresa colocó sólo 4 baños químicos que están literalmente en los andes, reduciendo las circulación de trabajadores y pasajeros. Además de que carecen de agua limpia para higienizarse, pierden por debajo lo que moja los andenes con el consiguiente riesgo de resbaladas ante el paso del subte.

La empresa también había prometido la instalación de vestuarios para el personal. Los mismos -improvisados con una división de durlock y bancos en el mismo anden- no tienen ningún tipo de ventilación, son mixtos y muy pequeños para la cantidad de trabajadores que deben albergar.

"No queríamos llegar a esto, pero nos tratan como animales y así no se puede trabajar. La estación San Juan no está en condiciones de ser cabecera, las mujeres tienen que ir a un baño químico, ni siquiera agua tenemos", explicó Néstor Segovia, secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).

A esto se suma que la estación San Juan no tiene salida de emergencia para pasajeros y tabajadores y la escalera mecánica se encuentra fuera de servicio.  

Noticias de “Subtes”
Seguinos