La diputada Elisa Carrió (Cambiemos) afirmó que la decisión de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal es que el candidato por Cambiemos "sea Jorge Macri" en la provincia para las elecciones legislativas de octubre, y en ese sentido expresó que no va a ir "en contra de la gobernadora", pero tampoco va a "avalar delincuentes en las candidaturas".

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, por decisión de Vidal encabezará la lista de senadores del oficialismo.

El desempeño electoral de Cambiemos en el principal distrito del país será definitorio para el futuro del gobierno de Macri, reconocen en la Casa Rosada.

"Si ganamos las elecciones de octubre, tendremos seis años más de gobierno", dice la dirigencia de Cambiemos.

Carrió no oculta su antipatía por el intendente de Vicente López. El primo del Presidente aspira a quedarse con la candidatura a senador por Buenos Aires y ansía contar con la bendición final de Vidal. La líder de la Coalición Cívica ya dijo que jamás compartiría con él una lista electoral. "Tiene problemas de corrupción", argumentó.

Carrió dijo que no avalará delincuentes en alusión al primo del Presidente:  "Quería ayudarla mucho más (a Vidal), pero respeto su decisión de haber elegido a Jorge Macri como candidato a senador. Yo, por cuestiones éticas irreconciliables, jamás compartiría una lista con él".

Carrió en su pelea histórica con Jorge Macri, lo acusa de estar junto a Sergio Massa y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, asociado con el suspendido fiscal Julio Novo, acusado de encubrir supuestamente una red de narcotráfico.