Máximo y Florencia presentaron un escrito cada uno ante el juez
Máximo y Florencia presentaron un escrito cada uno ante el juez

Florencia Kirchner presentó un escrito ante el juez Bonadío. La hija de la expresidenta no aceptó preguntas. Según se pudo saber, calificó de "absurda" la acusación en su contra ya que tenía 12 años al momento del presunto ilícito por asociación ilícita y afirmó que "me llaman por ser la hija de Néstor y Cristina". 

Florencia estaba citada para las 9 e ingresó minutos antes acompañada de su abogado Carlos Beraldi y de Oscar Parrilli. Luego llegó el turno de Máximo Kirchner, quien en coincidencia con su hermana habló de persecusión política y que "buscan proscribir a Cristina Fernández".

Máximo y Florencia Kirchner se enfrentaron a la Justicia en el marco de una acusación que pesa sobre ellos de haber sido parte de la sociedad Los Sauces, grupo que, según la pista que sigue el juez Claudio Bonadio, se dedicó a "designios criminales" para beneficiarse de la obra pública.

Cristina sobre el tema fue tajante: "Bonadío intentará privar a mi hija Florencia Kirchner de su libertad en la causa denominada Los Sauces", disparó y abrió la puerta a un conflicto judicial mucho más grande de lo que se espera, ya que ni siquiera los entusiastas dirigentes de Cambiemos creen que la denuncia contra los hermanos Kirchner prospere más allá del show del desfile por los pasillos de los tribunales.

"Dado que la crisis resulta ya inocultable, se pretende seguir avanzando en esa línea y generar nuevos episodios distractivos que alejen a la gente de los problemas reales", apuntó Cristina.

En tanto, mañana le toca el turno a Cristina, quien también deberá responder sobre Los Sauces, sociedad constituida por Néstor Kirchner con el objetivo de dedicarse a la renta de inmuebles.