Pase de facturas famliar: Le Pen criticó a su hija por su campaña poco agresiva
Pase de facturas famliar: Le Pen criticó a su hija por su campaña poco agresiva

El resultado de las elecciones del domingo pasado en Francia, donde Marine Le Pen cayó derrotada ante el liberal Emmanuel Macron, no parecen haber caído muy bien en el seno de su familia. Su padre, el político de extrema derecha Jean Marie Le Pen aprovechó la oportunidad para hacer leña del arbol caído y cuestionar el perfil más abierto que detenta su hija.

"Pienso que su campaña fue muy tranquila. Si yo hubiese estado en su lugar, habría hecho una como la de Trump, más abierta, muy agresiva contra los responsables de la decadencia de nuestro país, ya sean de izquierda o de derecha", dijo el fundador del Frente Nacional en declaraciones radiales.

Las disputas entre padre e hija no son nuevas y las peleas entre ambos son habituales desde que Marine Le Pen empezó a tomar las riendas del partido y en cierta medida comenzar a limpiar la imagen del Frente Nacional, asociada historicamente a la xenofobia.

El enfrentamiento llegó incluso a los tribunales, cuando el veterano dirigente filonazi -condenado en varias oportunidades por hacer apología de crímenes de guerra- fue apartado del partido, que él mismo fundó, el 20 de agosto de 2015 por sus comentarios antisemitas y negacionistas.

Pero todo parecía haber quedado en el olvido semanas atrás, cuando Jean Marie Le Pen brindó su apoyo público a la candidatura presidencial de su hija, algo que quizás no fue del todo beneficioso para la dirigente del Frente Nacional.

Con 7,5 millones de votos, Marine Le Pen entró el domingo a la segunda vuelta que se celebrará en tres semanas y superó los resultados del Frente Nacional en las anteriores elecciones de Francia. Sin embargo, un sabor amargo reina en el partido de extreman derecha que no pudo alcanzar las expectativas generadas y cayó derrotado ante Emmannuel Macron, favorito ahora para suceder a Francois Hollande en la presidencia de Francia.