Es probable y deseable que la aparición del libro "Horizonte político del movimiento indígena en Argentina. Conversaciones con sus líderes" presentado por la abogada Silvina Ramírez sirva para la discusión y la reflexión no sólo entre las 36 parcialidades culturales o pueblos indígenas que habitan en el país, sino de estos con la sociedad.

Editado por IWGIA y Ediciones del Jinete Insomne, aparecen los problemas que padecen, su historia así como sus propuestas en el accidentado relacionamiento con el Estado e historias de vida y pensamientos.


Se trata de entrevistas a 13 referentes de los pueblos mapuche, qom, mocoví, wichí, pilagá, quilmes, diaguita calchaquí y kolla, que se articula desde la pregunta: "¿existe un movimiento indígena en la Argentina?".

Todos de destacada actuación en sus territorios, muchos de ellos conocidos como los mapuche Jorge Nawuel, Nilo Cayuqueo, Relmu Ñamku o la referente a nivel continental de un colectivo de mujeres, Verónica Huilipan quien por su envergadura y conocimiento debería ser consultada en los programas de política de la Argentina.

Otro caso es el del qom Félix Díaz, único indígena que rompió lo que podríamos llamar "techo de cristal" o aislamiento histórico y racista y quien logró reconocimientos adentro y afuera del país a fuerza de una prolongada protesta en las avenidas porteñas, de mayo y  9 de julio.

La autora del libro, Silvina Ramírez, entre otros aportes a la causa indígena fue titular de la Asociación de Abogadas y Abogados de Derechos Indígenas (AADI) y presentó el libro en la sede del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) acompañada por el mapuche Nilo Cayuqueo, el periodista de Página 12 y La Vaca (entre otros medios) Darío Aranda y Alejandro Parrellada de IWGIA, una ONG dinamarquesa de larga relación y apoyo a los pueblos indígenas.

Los que conocen o se han acercado al 'mundo indígena' tienen idea del universo que se abre en cuanto a historia, cultura, territorios, cosmovisión, persecuciones, racismo, despojos, el idioma, la identidad, el futuro, la Madre Tierra, aliados, leyes, pueblos hermanos, arte, música, etc, etc.

Claramente este libro es apenas un comienzo para la discusión. Por eso es destacable la definición de Cayuqueo durante la presentación en cuanto a la necesidad de que los pueblos y comunidades indígenas tengan una estrategia de "aliarnos con no indígenas porque solos no nos vamos a liberar", mientras la autora subrayó que pese a las dificultades objetivas que tienen las comunidades comprobó durante las entrevistas que todos sus interlocutores están "dispuestos a seguir siendo indígenas". Sin dudas una magnífica y profunda definición política.

*Periodista interesada.en Pueblos Indígenas, Socioambiente y Campesinado. Trabaja en la agencia de noticias Télam. Twitter: @Albafwa