Los gremios docentes bonaerenses le reclamaron al gobierno bonaerense que retome las negociaciones salariales, y advirtieron que volverán a realizar medidas de fuerza y movilizaciones en reclamo de aumento salarial.

El gobierno que conduce María Eugenia Vidal, según los docentes, priorizó el cierre de listas para las PASO, en las cuales se encuentra el ministro de educación nacional, Esteban Bullrich.

Vidal docentes
Vidal docentes


El último encuentro entre los gremios y el gobierno bonaerense fue el lunes 12 de junio, cuando el Ejecutivo ofreció un 21% de aumento salarial con cláusula gatillo, una suma por presentismo y 2.000 pesos por cargo, por la pérdida de poder adquisitivo en 2016, que inmediatamente los sindicatos rechazaron, por considerar a la propuesta como "insuficiente".

Dos días después, el 14 de junio, los sindicatos Suteba, FEB, Sadop, UDA, AMET y Udocba realizaron un paro de 24 horas, lo cual significó la decimosexta medida de fuerza del año en el distrito bonaerense, con una población de 4,5 millones de alumnos.

El secretario general de Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Díaz, dijo hoy que "esta semana no hubo ningún tipo de reunión con el gobierno porque están muy ocupados cerrando listas".

"Desde el 6 de febrero, cuando comenzaron las negociaciones, ya pasaron 138 días sin una propuesta salarial seria", afirmó y agregó que "ya están diciendo que Alejandro Finocchiaro se va como ministro nacional y así es muy difícil negociar", ante las versiones del eventual remplazo de Finocchiaro por Esteban Bullrich, quien será candidato a senador por Cambiemos en el distrito.

"Hay una gran incertidumbre. Estamos desconcertados porque esto antes de cambiar de monta se tendría que haber resuelto. Es una vergüenza porque ya estamos a mitad de año", señaló.

Los gremios explicaron que a la "indefinición" en torno a la paritaria se suma "la incertidumbre en torno a cómo se recuperarán los días de clase perdidos por los paros".

Es que el Gobierno además dispuso a través de una resolución que durante el receso invernal se recuperarán los días perdidos por los paros según el siguiente cronograma: cinco días durante las vacaciones; cinco en las jornadas institucionales y, si todavía quedara alguna escuela que haya perdido más jornadas de clases por huelga, se va a extender el calendario escolar en diciembre.

"No hay nada organizado sobre la supuesta recuperación de días", evaluó Díaz al respecto y vaticinó que "los pibes no van a ir y los docentes van a estar sin hacer nada".

El dirigente gremial aseguró que el gobierno provincial "pretende aplicar la política del premio y castigo cuando, en realidad, ya hubo días de descuento por paro".

"Pero como no son días de vacaciones para nosotros, sino un receso, los docentes vamos a ir a trabajar y si hay chicos que van a la escuela, vamos a dar clase", aclaró, al tiempo que manifestó que "igual, los alumnos ya recuperaron los contenidos en los días de clase que hubo; y podrían darse trabajos prácticos para que hagan en sus casas, algo que se hizo toda la vida".

En ese sentido, los voceros gubernamentales plantearon que "los días se van a recuperar en función a las clases que ha perdido cada escuela", detallaron que "recuperarán días aquellos establecimientos que tuvieron suspendido el servicio pedagógico totalmente o dieron clases menos de un 20%" y puntualizaron que "hay escuelas que perdieron un día y otras hasta 14".

Desde Educación insistieron en que "la comunicación y el trabajo que determinó qué escuelas deben recuperar está listo hace un mes. Hace mucho que en el territorio ya lo conocen, será una decisión de los directivos transmitir eso a los docentes o no".

Asimismo, advirtieron que a los docentes que no vayan a trabajar durante esos días del receso escolar "se les descontará del sueldo, como en el régimen de faltas habitual, porque es un día de trabajo normal".