Otra variable que se le escapa al Gobierno: el déficit fiscal se incrementó un 76 por ciento
Otra variable que se le escapa al Gobierno: el déficit fiscal se incrementó un 76 por ciento

Pese a los ingresos generados por el polémico blanqueo, las mayores transferencias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS y el ahorro en los gastos de subsidios a partir de los tarifazos, el Gobierno no logra controlar el déficit fiscal, una variable sensible para los economistas ortodoxos.

Por el contrario, según el Informe de Ejecución Presupuesto de la Administración Pública Nacional de ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto), el déficit fiscal fue de $ 246.300 millones en el primer semestre de este año, un 76% más que en el mismo período de 2016.

Este incremento se basa especialmente en la cuenta intereses, que sumó $ 136.468 millones –55% del déficit—, los mayores gastos de capital y la mayor cantidad de transferencias a las provincias.

Respecto del año pasado, los ingresos corrientes aumentaron 28,7%, mientras los gastos totales fueron 36,6% superiores. La diferencia es el resultado negativo más preocupante que el de 2016.

Una vez más, al conocer los números, muchos recordaron la frase del ex ministro Alfonso Prat Gay, que resuena una y otra vez en los oídos de los funcionarios: "Dejando de chorear vamos a bajar el déficit". O la fórmula no funciona, o bien está sucediendo todo lo contrario.