captura de pantalla
captura de pantalla

"Hay personas que dicen que estaba ahí, habrá que probarlo", sigue sosteniendo Bullrich sobre Maldonado, a dos semanas de su desaparición y cuando ya testigos declararon ante la Justicia la presencia de Santiago en el lugar. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich compareció en el Senado para dar detalles sobre el accionar de Gendarmería, ante la presencia de Nora Cortiñas, diputados de la Nación y medios de comunicación. 

"Nuestra responsabilidad como Estado es que se abran todas las hipótesis", dijo la funcionaria respecto de la desaparición del joven del que no se sabe nada desde el 1° de agosto tras un operativo de Gendarmería en la comunidad mapuche de Pu Lof en Cushamen, Chubut.

"No tenemos indicios de que Gendarmería haya actuado con violencia pero tampoco nos cerramos a que pudo haber sucedido algo", afirmó Bullrich en su presentación. 

"Nuestro Gobierno de ninguna manera podría avalar algún tipo de situación de violencia en la fuerza de seguridad. Tampoco tenemos indicios de que haya habido detenidos", tras el despeje de la Ruta 40, afirmó.

Al repecto, remarcó que "si le tiramos una responsabilidad al gendarme que no está probada por presión mediática sería una mala ministra". En este sentido, agregó que "prefiero como ministra de la Nación asumir la responsabilidad del caso y dejar que la Justicia investigue".

"Si hay algún gendarme que se ha excedido nuestro gobierno será el primero en trabajar para que tenga la sanción que deba tener", dijo Bullrich, que pidió que la Gendarmería no sea estigmatizada y comparada con las fuerzas de seguridad de la década del '70: "En estos años de democracia hemos tratado que la fuerzas de seguridad trabajen en el marco de la defensa de los DDHH". 

Bullrich destacó que la investigación está en marcha y el juez Otranto convocó  al Sistema Federal de Búsqueda de Personas. Al respecto, señaló que "el juez hasta ahora no ha catalogado la causa como desaparición forzada de persona, por eso creemos que es apresurado plantearlo".

"El juez está llevando adelante todas las medidas probatorias y a la Gendarmería la están investigando de arriba a abajo", destacó Bullrich, quien agregó que "la Gendarmería no es parte de la actuación que lleva adelante el juez Otranto con el apoyo de la Policía Federal" y que fue por una orden judicial que Gendarmería actuó en el lugar y no por orden del Ministerio.

Respecto de las medidas internas en cuanto al personal involucrado en el operativo indicó que el Ministerio de Seguridad mandó a hacer entrevistas individuales a cada persona involucrada en el operativo y se allanaron "dos de los tres escuadrones de Gendarmería y "las pruebas de los perros que allanaron dieron todas negativas".

“No sabemos a ciencia cierta si Maldonado estaba en el lugar, lo sabemos por dichos de algunas de las personas de la comunidad”, afirmó la ministra.

"Llama mucho la atención que los allanamientos a los vehículos se hayan realizado 8 días después del operativo", preguntó la senadora Nancy González.

"La primera alerta que decía que Santiago Maldonado no había aparecido no fue ese mismo día. Ni bien el juez recibió el habeas corpus las camionetas fueron resguardadas como estaban, no se lavaron", sostuvo Bullrich.

“Todo fue hecho en el momento que el juez lo ordenó. Si el juez lo ordenó con demasiados días o no, es una decisión que él tomó”, agregó.

"¿Qué acciones concretas realizó el Ministerio para la averiguación de la hipótesis de la desaparición forzada de Maldonado?", le preguntó la senadora Anabel Fernández.

“Usted tiene la obligación de buscar a Maldonado y darle una respuesta al pueblo argentino, porque lo cierto es que Santiago Maldonado desapareció en un operativo de la Gendarmería”, señaló la legisladora.

"No decimos 'fue Gendarmería' porque eso sería adelantarnos a una investigación que está llevando el juez", continuó Bullrich.

"No vamos a separar a los gendarmes preventivamente hasta tanto la Justicia no dé un veredicto sobre el tema porque creemos que no corresponde", concluyó Bullrich.