El bloque de Diputados y Diputadas Nacionales del FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, anticipó su rechazo al decreto 652 firmado por el presidente Macri que amenaza con desmantelar la red ferroviaria y a pueblos del interior del país en pueblos fantasmas.
 
"Los pueblos sin memoria repiten los errores cometidos porque el decreto presidencial está en la misma dirección política que en los ’90 el inefable ex ministro Domingo Cavallo popularizó con su frase: ramal que para, ramal que cierra", expresaron.
 

Si el decreto no es rechazado por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, el ministro Dietrich tendrá el camino allanado para cerrar con facilidad ramales ferroviarios que considere en desuso o que genere gastos, a criterio y discrecionalidad del Gobierno.
 
"Tengamos en cuenta que la característica de este gobierno neoliberal es reducir gastos que considera superfluos pero derrocha a la hora de contratar a sus militantes con altos sueldos y sin ser catalogados de “grasa militante”".
 
"A contramano de cerrar ramales ferroviarios, crea la Dirección Nacional de Movilidad en Bicicleta cuyo presupuesto es de 200 millones de pesos".
 
"Señalarle al gobierno que esta medida afectará a las economías regionales que ya sufren pérdidas por la apertura comercial de alimentos, es una pérdida de tiempo: el gobierno está encaprichado en negar la realidad". 
 

"Vale recordar que en los ‘90, el cierre de ramales aplicado por el entonces gobierno de Menem, generó incomunicación, precarización laboral y desocupación en los pueblos que se transformaron en fantasmas", concluyó el comunicado.