El primer detenido por los atentados
El primer detenido por los atentados

La Policía de Cataluña, los denominados Mossos d'Esquadra detuvieron en Ripoll, Girona, a un tercer sospechoso de los atentados de Barcelona y Cambrils que causaron unos 14 muertos y 120 heridos de distinta gravedad, según afirmaron las autoridades catalanas.

Los agentes ya habían realizado dos arrestos en relación con los atentados, uno en el mismo municipio de Ripoll y otra en Alcanar, Tarragona, localidad donde este jueves se produjo una explosión con un muerto y siete heridos, suceso que tiene "conexiones claras" con el atentado de Barcelona, según explicó el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Según la autoridad policial, los inquilinos de la casa de Alcanar preparaban explosivos con bombas de butano. Uno los detenidos, natural de Melilla, tiene relación directa con la explosión.

El segundo detenido, localizado en Ripoll, sería quien alquiló, en la localidad barcelonesa de Santa Perpètua de la Mogoda, la combi del atropello en Barcelona.

Asimismo, el consejero de Interior de Cataluña, Joaquim Forn, explicó a la prensa que los terroristas asesinados en Cambrils llevaban "simulaciones de cinturones de explosivos".

"La explosión de Alcanar se produce horas antes del atentado de Barcelona. Mientras que se estaba investigando se produjo otra explosión en la casa. A partir de aquí se puede establecer la conexión, y de otras informaciones que se pueden recoger, se detuvo uno de los heridos de la explosión de Alcanar", apuntó el funcionario policial.

En ese sentido, los investigadores aseguraron que, según las pericias policiales, no parece que los yihadistas que atentaron en Barcelona y Cambrils tuviesen antecedentes que los vinculasen.

En tanto, la Policía catalana tiene desplegado un "control policial fuerte", según explicó este jueves el responsable de los Mossos, y está desalojando poco a poco el centro de la ciudad para identificar "persona a persona" a la gente que todavía se encuentra encerrada en pisos o locales.