La situación en el Caribe y, en particular, en la ciudad estadounidense de Miami, es grave- A la destrucción completa de la isla de Barbuda se sumó en las últimas horas la amenaza latente de que el huracán Irma pase por Miami arrasando con todo a su paso.

La alerta de huracán e inundaciones fue activada el jueves por la noche en los condados de Miami-Dade y Broward a medida que el poderoso fenómeno climático, de categoría 5, se aproxima al sur de la Florida con vientos de más de 200 millas por hora.

La alerta incluye Homestead, Kendall Lakes, Country Walk, Redlands y el Parque Nacional de Everglades. En tanto, las amenazas a la vida y la propiedad son extremas, según las autoridades.

El aeropuerto internacional de Miami canceló todos los vuelos que debían llegar a la ciudad, al tiempo que, por ahora, se mantiene la hora de las 13 de hoy para suspender todo tipo de actividad.

En tanto, centenares de personas de diversas nacionalidades, entre ellas gran cantidad de argentinos, aguardan en la terminal aérea por vuelos que los traigan de regreso al país.

Asimismo, La Florida recomendó prepararse “agresivamente” para vientos con impacto “devastadores o catastróficos” y advirtieron que no buscar el refugio adecuado puede resultar en lesiones graves e incluso la muerte.

Tiroteo en el aeropuerto

Un policía disparó este jueves a un hombre presuntamente armado en el aeropuerto internacional de Miami, donde el incidente obligó a cerrar una de las terminales en un momento de gran actividad.

Se desconocen todavía los pormenores del hecho, aunque la Policía aseguró que "no hay ya amenaza o peligro para el público".

El hombre que recibió el disparo, y que no fue identificado, fue trasladado a un hospital cercano, según reportan medios locales, y por el momento no han trascendido más detalles sobre su estado de salud.