Los cuatro represores juzgados en la causa unificada Orletti III y IV, correspondiente al ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio (CCDTyE) "Automotores Orletti", fueron condenados a diferentes penas de prisión e inhabilitación por delitos de lesa humanidad.

 
Se le imputaron persecuciones, torturas y asesinatos a perseguidos políticos argentinos y uruguayos, en el mencionado CCDTyE del barrio porteño de Floresta durante la dictadura Cívico Militar Eclesiástica ocurrida entre 1976-1983.
 
El Tribunal Oral Federal 1 de CABA condenó a 25 años a José Néstor Ferrer, ex integrante de la Policía Federal de la Dirección de Inteligencia, por homicidio; a 16 años de prisión al ex agente de la SIDE César Alejandro "Pino" Enciso, por privaciones ilegítimas de la libertad; y a seis años de prisión a otros dos ex miembros de la Policía Federal, Rolando Oscar Nerone y Oscar Roberto Gutiérrez, por privaciones ilegítimas de la libertad mientras actuaban en la Coordinación Federal (actual Superintendencia de Seguridad Federal). 
 
Además fueron condenados a inhabilitación para ejercer cargos públicos por el doble de la pena de prisión que recibieron respectivamente. Los fundamentos de las condenas se conocerán el 23 de noviembre.
 
Este fue el tercer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos por grupos de tareas del CCDTyE conocido como Automotores Orletti. Allí se torturó y desapareció, en su mayor parte, a militantes del PRT-ERP y del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), de origen uruguayo. Este hecho pudo ratificar que los exterminios fueron llevados a cabo dentro del denominado Plan Cóndor, coordinación represiva norteamericana de las dictaduras sudamericanas durante los años 70.