El presidente Mauricio Macri, quien asumió como propia la victoria de Cambiemos en casi todo el país, afirmó que su gobierno está “iluminando y enfrentando a las mafias del narcotráfico y la corrupción (sic)”. En ese marco discursivo, volvió a prometer que va a termiinar con la pobreza, a minutos de que se produzca un nuevo ajustazo en el transporte y en la previa de más aumentos en los servicios.

"Hoy ganó el diálogo”, señaló también ante un público extasiado que no paraba de filmarlo con sus teléfonos celulares. "La etapa más difícil ya pasó", prometió además y agregó: "el año que viene vamos a crecer aún más”.

En el bunker de Costa Salguero, el mandatario aseguró que "hoy no ganó un grupo de candidatos ni un partido", sino "la certeza de que podemos cambiar la historia para siempre".

Además,invitó a los que no votaron a Cambiemos a acercarse con su propuesta para construir una agenda "para que los argentinos vivamos mejor", y recordó que "no hay genios ni salvadores mesiánicos", sino hombres y mujeres decididos a "hacer las cosas bien".