María Esperanza Jiménez Ruiz, de 67 años, y otros turistas, circulaban en un vehículo Fiat este lunes por la mañana en la zona del Largo do Boiadeiro, espacio de comercios en la favela Rocinha, en Río de Janeiro.

Foto Sputnik
Foto Sputnik

Según las crónicas, el auto cruzó un control policial en la Rocinha, una de las favelas menos peligrosas de la ciudad, mientras los agentes realizaban una operación en busca de narcotraficantes.
 
En la versión policial, el chofer no obedeció las órdenes de parar y siguió manejando, con la mujer ya baleada en su interior. Testigos afirmaron que pudieron oir nueve detonaciones, por lo menos.
 
Tras los disparos los policías se acercaron al vehículo y comprobaron que se trataba de un grupo de turistas. La mujer fue socorrida en la zona, pero murió poco después al entrar en el hospital Miguel Couto, en el vecino barrio de Gávea. 
 
Desde finales del pasado mes de septiembre Rocinha vive una escalada de violencia debido al enfrentamiento de facciones rivales del narcotráfico.
 
Ante la incapacidad de la Policía Militar para controlar la situación, el Gobierno del Estado de Río pidió la ayuda urgente de las Fuerzas Armadas, que mandaron a casi 1.000 soldados durante dos semanas.
 
A pesar de la tensión, las excursiones turísticas no han dejado de realizarse en las últimas semanas, aunque en general se hacen con "jeeps" descubiertos, que son fácilmente identificables como vehículos turísticos.