Este jueves, el Frente de Izquierda de los Trabajadores, rechazó el presupuesto de ajuste de Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri para la Ciudad de Buenos Aires. En ese sentido, el legislador porteño Marcelo Ramal, junto Gabriel Solano, quien asumirá en diciembre como legislador electo del PO-FIT, se reunieron con el equipo legislativo del bloque y analizaron los primeros datos del presupuesto CABA 2018.

Ramal señaló que "el presupuesto reduce ingresos brutos a empresas, incluso a las que sólo cuentan con oficina en el distrito y planta industrial en el interior. Pero compensan esta baja con un nuevo tarifazo en el ABL, que vuelve a crecer más que la inflación prevista". 
 
"Mientras prevén un crecimiento de los ingresos del 19%, los gastos en salud y educación aumentarán en sólo un 13%, por lo que volverán a perder participación en el presupuesto total", agregó.
 
Por su parte, Gabriel Solano dijo que "el presupuesto no prevé recursos para resolver las 12.000 vacantes escolares faltantes, ni la crisis de atención en el hospital público”. 
 
El legislador recientemente electo concluyó que “este impuestazo de Larreta a los vecinos junto a la reducción de carga tributaria a los empresarios, similar a la que también anunció Vidal, anticipa el gran acuerdo que lanzará Macri el próximo lunes, basado en beneficios a los capitalistas y ajuste a la población trabajadora".