Sardinazo en la Legislatura

La sesión ordinaria de la Legislatura Porteña en la que se trató la prórroga de la concesión del subte a Metrovías, se focalizó en la protesta de los usuarios disfrazados de sardinas, quienes presenciaron la sesión y reclamaron de un modo muy original ante las pésimas condiciones en las que se viaja en subte en la Ciudad.

El "sardinazo" se puso en marcha durante la sesión en el momento en que los legisladores se disponían a votar este proyecto, que busca extender la concesión a Metrovías por 12 meses para luego llamar a una licitación.

Se trató de una manifestación performática de carácter humorístico que buscó visibilizar y desnaturalizar las malas condiciones en las que viajan a diario los usuarios del subte. Los usuarios ya vienen desde hace algunas semanas realizando este tipo de manifestaciones en diferentes estaciones de subte de la Ciudad. Esta vez, les tocó a los legisldores ser la inesperada audiencia de esta original manifestación que causó risas y adhesiones en el recinto.

"Con el fin de poner en agenda la situación actual de los subterráneos de Buenos Aires, decidimos encarar este proyecto teniendo en cuenta el vencimiento del contrato con Metrovías en diciembre de este año y el inminente debate de los proyectos de ley presentados en la Legislatura Porteña por distintas fuerzas políticas. Por eso nos parecía importante visibilizar el reclamo en el propio recinto, en el momento en que los legisladores tratan los proyectos", contaron desde la organización.

"Estas intervenciones buscan generar repercusión en las redes sociales y en distintos canales de comunicación para abrir espacios de debate entre los usuarios y así promover el intercambio de ideas con información actualizada sobre el estado del subte, incentivando la participación ciudadana. Es un secreto a voces que todos los usuarios viajamos mal en subte, no cumplen con las extensiones ni la frecuencia prometida, entre otros problemas que se arrastran hace años", explicaron.