La defensa de la senadora bonaerense y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, apeló este mediodía su procesamiento, prisión preventiva y el embargo dictado en su contra por el juez federal Claudio Bonadio, en la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, según informaron fuentes judiciales.

En tanto el ex canciller Héctor Timerman, quien permanece detenido bajo arresto domiciliario por razones de salud, hizo lo propio en relación al procesamiento con prisión preventiva dictado en su contra, como así también al embargo por 50 millones de pesos.

A pesar de que se había informado de que no iba a apelar y que iba a recurrir a organismos internacionales, la defensa de la exmandataria, que lleva adelante el abogado Alejandro Rúa, decidió presentar el recurso ante la Justicia.

La decisión de Bonadio fue apelada también por los detenidos Jorge Khalil, Fernando Esteche, Carlos Zannini y Luis D'Elia.

Este último aportó además certificados médicos para intentar obtener, en lo inmediato, el beneficio del arresto domiciliario por parte de Bonadio.

Tras el vencimiento del plazo para apelar -que vencía mañana-, Bonadio enviará los recursos a la sala II de la Cámara Federal, a cargo de los camaristas Martin Irurzun y Eduardo Farah.

Una vez que las presentaciones lleguen a esa instancia, se fijará fecha de audiencia para escuchar de manera oral o escrita a las defensas de todos los procesados, antes de resolver sobre los planteos.