Pasajeros del subte A debieron ser evacuados luego de que una estación fuera invadida por gas pimienta y lacrimógeno. Si bien en un primer momento se dijo que efectivos de la Policía habían irrumpido en el lugar, la versión fue desmentida por Metrovías que no dió mayores precisiones.