La Fiscalía de la Ciudad ordenó esta madrugada a la policía porteña el desalojo de poco menos de 500 manteros del barrio de Liniers. Se trata, para el gobierno porteño, del último gran foco de venta ilegal, que se encuentra ubicado en el perímetro de la avenida Rivadavia, Carhúe, Ventura Bosch y colectora de la avenida General Paz.

Desalojo de manteros en Liniers
Desalojo de manteros en Liniers

La investigación comenzó hace tiempo por denuncias de vecinos y comerciantes de la zona. El ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad determinó que había 475 manteros, 239 eran puestos de comida y 236 vendedores de calle.

La mayoría de los puestos vendía bijouterie,  frutas y verduras, comida elaborada e indumentaria.