Pese a que en los últimos años la medicina consiguió mejorar notablemente las condiciones de vida de los pacientes con HIV, se trata de un problema absolutamente vigente en el campo de la salud.

A fines del año pasado, el Ministerio de Salud reconoció que hay 6500 nuevos casos al año, lo cual convierte a Argentina en el país con el mayor índice de América Latina. Un dato preocupante.

En ese contexto, el conductor Santiago del Moro, en el programa Intratables, reveló ayer un dato que, de ser cierto, constituye una falta muy grave por parte del Gobierno.

Del Moro se preguntó por la ausencia de campañas de prevención del HIV y del uso de preservativo. Y él mismo se respondió al aire: "Un funcionario me dijo fuera del aire que es por la Iglesia, porque le jode a la Iglesia".

Si así fuera, revelaría que por "no joder" a la Iglesia, el Gobierno está dejando avanzar un virus que ya afecta a 120.000 pesonas en Argentina, y cuya principal causa de infección (94% de los casos) sigue siendo la falta de uso del preservativo en las relaciones sexuales.