Los trabajadores despedidos de Fanazul buscarán esta semana que la gobernadora de de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que la provincia se haga cargo de la empresa. Con su cierre, quedaron en la calle 220 personas.

"La única planta de Fabricaciones Militares que se cerró está ubicada en la provincia de Buenos Aires, por lo que creemos que la gobernadora tiene que escucharnos", explicó el delegado de ATE Juan Cacace.

“El Estado no tiene porqué perder plata. Podemos hacer una cantidad de explosivos y generar ganancias” (Juan Cacace, delegado de ATE)


La decisión surgió de una asamblea hecha el viernes pasado, de modo que le enviarán un escrito a Vidal entre mañana y el jueves para que les conceda una audiencia dentro de esta semana. También harán una radio pública en la puerta de Gobernación para difundir su reclamo.

Cr�dito: Twitter @LucianaAConti
Cr�dito: Twitter @LucianaAConti



"Si la provincia se hiciera cargo de Fanazul, la situación de ventas de explosivos podría proveer a cantidad de canteras y mineras”, consideró Cacace al indicar que “el Estado no tiene porqué perder plata. Podemos hacer una cantidad de explosivos y generar ganancias”.

Fanazul está en condiciones de desactivar material bélico obsoleto, algo que aseguraría su funcionamiento al menos por tres años


De este modo el planteo toma como antecedente el caso del Astillero Naval Río Santiago y del Hospital Naval, ambos ubicados en Ensenada.

Además, un argumento central de la propuesta parte de un informe de la Armada Argentina según el cual Fanazul está en condiciones de desactivar material bélico obsoleto, algo que aseguraría su funcionamiento al menos por tres años.

Noticias relacionadas