El diputado nacional del FPV-PJ Rodolfo Tailhade amplió hoy las denuncias contra el ministro de Finanzas, Luis Caputo, por estar a la cabeza de un conglomerado de sociedades offshore que además suscribieron bonos de deuda en cuya emisión el propio Caputo participó.

 

 
“Está probado de manera irrefutable que Caputo era dueño de un conglomerado de offshores que manejó más de 300 millones de dólares en negro, y además nunca lo incluyó en sus declaraciones juradas”, señaló Tailhade y recordó que también está constatado que “compró 5 millones de dólares del bono de deuda que él mismo emitió a cien años y con una tasa abusiva”.
 
Para el legislador, “resta investigar si las offshore compraron más deuda argentina, y si formaron parte de los buitres que arreglaron con el gobierno, arreglo que fue impulsado por el propio Caputo”.
 
“Si aplicáramos a este caso la infame "doctrina Irurzun", Caputo tendría que estar preso, porque la evidencia en su contra es contundente y su condición de ministro le permite claramente obstaculizar el avance de la investigación”, remarcó Tailhade, y agregó: “El daño al país ya está hecho y por cien años, pero Caputo no puede seguir un minuto más como ministro de Finanzas. No podemos tener a un buitre como responsable de la emisión de deuda”.
 
En la ampliación de la denuncia por las sociedades offshore, que tramita en el juzgado de Julián Ercolini e investiga el fiscal Carlos Rívolo, Tailhade estuvo acompañado por el diputado nacional Martín Doñate y la diputada Fernanda Raverta; mientras que la ampliación para la causa del bono a cien años –juez Ariel Lijo y fiscal Juan Pedro Zoni- fue firmada también por el diputado Darío Martínez, impulsor de la denuncia original.
 

Ampliación de denuncia

 

 
APORTAN INFORMACIÓN.
 
Señor Juez:
 
Darío MARTINEZ y Rodolfo TAILHADE, diputados
nacionales del bloque Frente para la Victoria/PJ, manteniendo
el domicilio constituido en autos, en la causa nro. 8414/2017
a V.S. decimos:
 
Que venimos a ampliar la presente denuncia a
partir de información que surgió en diversos medios de
comunicación.
 
Las periodistas Emilia Delfino y Sandra
Crucianelli, integrantes del Consorcio de Periodistas que
dieron a conocer los “Paradise Papers”, publicaron el día
11/02/2018 una nota titulada “El ministro Caputo ocultó que
era dueño de offshores en Islas Caimán” donde brindan más
información que ratifica y complementa lo oportunamente
denunciado por los suscriptos en la presente causa.
 
En la ampliación presentada anteriormente
informamos a V.S. acerca de la vinculación entre la emisión
del “bono a 100 años” y la investigación de los “Paradise
Papers”. Dado que la emisión del bono no sólo resultó ruinosa
para el Estado Nacional, sino que existía la posibilidad que
el propio ministro Caputo se hubiera beneficiado a partir de
la emisión de ese instrumento.
 
Ahora bien, a partir de la nota publicada en
el diario Perfil (que en copia de adjunta) queda comprobada
la responsabilidad del ministro Caputo.
 
A partir de la nota antes referida queda
comprobado que el ministro Caputo era accionista de dos
compañías y que era dueño de una gerenciadora de fondos de
inversión en Miami. Esta información surge de documentación
oficial de la Securities and Exchange Commision (SEC), la
Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos, a la que
accedieron las periodistas, según informan.
 
Como detalla la publicación: “El funcionario fue,
entre agosto de 2009 y julio de 2015, el principal accionista
de la sociedad Princess International Group, radicada en
Islas Caimán. Tenía más del 75% de las acciones pero Caputo
omitió consignar esa información en las declaraciones juradas
que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al ingresar
a la función pública en diciembre de 2015, cuando debía
comunicar sus bienes y acciones del período fiscal 2014.
También volvió a ocultar la información en 2016, cuando debió
informar su patrimonio correspondiente al inicio de 2015 (…)
Su participación en Princess International Group es clave y
vuelve a poner en evidencia cómo los paraísos fiscales
facilitan el ocultamiento de bienes, información y dinero. A
través de esta compañía, Caputo era el dueño de entre el 50%
y el 74% de otra offshore: Affinis Partners II, también
radicada en Caimán y dueña de Noctua, la gerenciadora de
fondos de inversión radicada en Delaware y Miami. La
estructura societaria de Noctua funciona como las Mamushka:
una sociedad dueña de otra sociedad que controla a otra
sociedad”.
 
Como se expresó antes, el funcionario había negado
su participación, y según consigna el artículo, volvió a
negar lo que la propia empresa, Noctua, informó a las
autoridades de EEUU.
 
En noviembre de 2017 la investigación de Paradise
Papers reveló que Caputo había sido gerenciador de los
fondos de inversión de Noctua en Caimán. Ahora, a partir de
los documentos a los que accedieron las periodistas Delfino y
Crucianelli, a través de un pedido de acceso a la información
ante la SEC, se revela que Caputo era también el dueño de la
empresa que administraba estas inversiones secretas.
 
“En julio de 2015, cuando Caputo era accionista,
Noctua manejaba inversiones por US$ 251.296.483, según
informó la propia gerenciadora a las autoridades
estadounidenses. Tenía entre 11 y 25 clientes. Sus
principales fondos de inversión eran –y son– Alto Global Fund
y Argentina Fund, ambos radicados en Caimán. La mayoría de
sus clientes no son estadounidenses pero tampoco se conocen
sus identidades y nacionalidades. Noctua los define como
“inversores privados de elevado patrimonio” (high net worth
individuals). También maneja, en menor cantidad, dinero de
“instrumentos de inversión colectiva” (pooled investment
vehicules), de “corporaciones y otros negocios” y
“fideicomisos” (trusts). (…)
 
Continúa el artículo: “Noctua tiene una cara
visible desde su formación en 2009: Martín Guyot, un
argentino que vive y trabaja en Miami, Florida. Es el
responsable de presentar los formularios ante la SEC. Al
comprar y vender bonos que cotizan ante la bolsa de los
Estados Unidos, la gerenciadora de los fondos en Caimán debe
informar qué tipo de fondos de inversión maneja ante la
Security and Exchange Commision (SEC), el organismo que
controla las inversiones en la bolsa. Guyot era el socio de
Caputo. La dueña de Noctua, Affinis Partners II, tenía entre
2009 y 2015 al menos dos accionistas: Guyot y Princess
International Group (la offshore de Caputo). Además, tanto
Caputo como Guyot tuvieron a su vez, a título personal y de
forma directa, el “5% o menos” de las acciones de Noctua. El
esquema accionario cambió en 2016. En el formulario de la SEC
de ese año, Caputo ya no figura integrando las sociedades y
el control queda en manos de Guyot, quien figura como
accionista de Affinis”.
 
Como se expresó, la omisión por parte de Caputo
podría haber sido empleada para garantizar que, desde la
cartera de finanzas, el Lic. Caputo pudiera operar o
beneficiar a estos fondos –y/o a las personas beneficiarias
de los mismos- sin que saliera a la luz su incompatibilidad
para realizar tales negociaciones.
 
Hecho que luego se comprobó, cuando el Fondo
“Noctua” suscribió el llamado “Bono a 100 años”, hecho que
fue puesto en conocimiento de V.S. en una ampliación
anterior. Es decir, que el propio ministro emitió un bono que
un fondo creado por él luego suscribió, que como explicamos
oportunamente en la denuncia, produjo un fenomenal perjuicio
para el Estado y un fabuloso beneficio para los inversores.
Ahora sabemos que el fondo Noctua, creado por el ministro
Caputo, fue uno de los inversores fabulosamente beneficiado.
Por último se solicita a V.S. que requiera y se
incorpore a las presentes actuaciones copia del informe
emitido por la SEC, que refiere el artículo periodístico
mencionado.
 
Se acompaña copia de la nota periodística
 
mencionada:
 
- http://www.perfil.com/paradisepapers/el-ministro-
 
caputo-oculto- que-era- dueno-de- offshores-en- islas-
caiman.phtml
 
 
Proveer de conformidad
SERA JUSTICIA
 
 
 
 
AMPLIAN DENUNCIA.
 
Señor Juez:
 
Martín DOÑATE, María Fernanda RAVERTA y Rodolfo
TAILHADE, diputados nacionales del bloque Frente para la
Victoria/PJ, manteniendo el domicilio constituido en autos, en
la causa nro. 18129/2017 a V.S. digo:
 
Que venimos a ampliar la presente denuncia a partir
de información que surgió en diversos medios de comunicación.
Las periodistas Emilia Delfino y Sandra Crucianelli,
integrantes del Consorcio de Periodistas que dieron a conocer
los “Paradise Papers”, publicaron el día 11/02/2018 una nota
titulada “El ministro Caputo ocultó que era dueño de offshores
en Islas Caimán” donde brindan más información que ratifica lo
oportunamente denunciado por los suscriptos.
 
En la denuncia original informamos que el ministro
había brindado algunas repuestas contradictorias al ser
consultado por los medios. “En relación a su vínculo con las
aludidas Sociedades, el actual Ministro de Finanzas habría
destacado que “...‘Yo era sólo un asesor financiero. Siempre fui
manager, nunca me ocupé de los societario’, ‘Típicamente -
resaltó-, todos los fondos de inversión se radican en Caimán’,
para luego aclarar que cree que ‘todo fue totalmente en blanco
y legal’...”. Asimismo, se destaca que “...Caputo se definió
además como un mero administrador de Noctua y Alto Global Fund
y negó haber sido member o socio. ‘No tuve ninguna injerencia
accionaria hasta donde yo sé. Tampoco es importante porque es
una sociedad que no vale nada en sí, es un fondo, y vale en la
medida de la cartera que maneja’, dijo”. Con respecto a la
omisión de incluir a Noctua y/o Alto Global Fund en su
declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción cuando se dio
de alta en la administración pública -y debió, por tanto,
informar su situación patrimonial de 2015-, Luis Caputo habría
referido que no lo hizo porque sólo cobró honorarios mensuales
de esos fondos de inversión, los que siempre declaró ante la
AFIP como ingresos de cuarta categoría. El diario “La Nación”
 
incluyó la siguiente cita del actual Ministro "Yo percibía
honorarios de Alto Global Fund que se pagaban a una sociedad
mía en la Argentina llamada LC (por sus iniciales). Todo lo que
cobré lo traje a la Argentina al tipo de cambio oficial, lo
declaré ante la AFIP y tributé Ganancias".
 
Ahora bien, a partir de la nota antes referida queda
comprobado que el ministro Caputo era accionista de dos
compañías y que era dueño de una gerenciadora de fondos de
inversión en Miami. Esta información surge de documentación
oficial de la Securities and Exchange Commision (SEC), la
Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos, a la que
accedieron las periodistas, según informan.
 
Como detalla la publicación: “El funcionario fue,
entre agosto de 2009 y julio de 2015, el principal accionista
de la sociedad Princess International Group, radicada en Islas
Caimán. Tenía más del 75% de las acciones pero Caputo omitió
consignar esa información en las declaraciones juradas que
presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al ingresar a la
función pública en diciembre de 2015, cuando debía comunicar
sus bienes y acciones del período fiscal 2014. También volvió a
ocultar la información en 2016, cuando debió informar su
patrimonio correspondiente al inicio de 2015 (...) Su
participación en Princess International Group es clave y vuelve
a poner en evidencia cómo los paraísos fiscales facilitan el
ocultamiento de bienes, información y dinero. A través de esta
compañía, Caputo era el dueño de entre el 50% y el 74% de otra
offshore: Affinis Partners II, también radicada en Caimán y
dueña de Noctua, la gerenciadora de fondos de inversión
radicada en Delaware y Miami. La estructura societaria de
Noctua funciona como las Mamushka: una sociedad dueña de otra
sociedad que controla a otra sociedad”.
 
Como se expresó antes, el funcionario había negado su
participación, y según consigna el artículo, volvió a negar lo
que la propia empresa, Noctua, informó a las autoridades de
EEUU.
 
En noviembre de 2017 la investigación de Paradise
Papers reveló que Caputo había sido gerenciador de los fondos
de inversión de Noctua en Caimán. Ahora, a partir de los
documentos a los que accedieron las periodistas Delfino y
Crucianelli, a través de un pedido de acceso a la información
ante la SEC, se revela que Caputo era también el dueño de la
empresa que administraba estas inversiones secretas.
 
“En julio de 2015, cuando Caputo era accionista,
Noctua manejaba inversiones por US$ 251.296.483, según informó
la propia gerenciadora a las autoridades estadounidenses. Tenía
entre 11 y 25 clientes. Sus principales fondos de inversión
eran –y son– Alto Global Fund y Argentina Fund, ambos radicados
en Caimán. La mayoría de sus clientes no son estadounidenses
pero tampoco se conocen sus identidades y nacionalidades.
Noctua los define como “inversores privados de elevado
patrimonio” (high net worth individuals). También maneja, en
menor cantidad, dinero de “instrumentos de inversión colectiva”
(pooled investment vehicules), de “corporaciones y otros
negocios” y “fideicomisos” (trusts). (...)
 
Continúa el artículo: “Noctua tiene una cara visible
desde su formación en 2009: Martín Guyot, un argentino que vive
y trabaja en Miami, Florida. Es el responsable de presentar los
formularios ante la SEC. Al comprar y vender bonos que cotizan
ante la bolsa de los Estados Unidos, la gerenciadora de los
fondos en Caimán debe informar qué tipo de fondos de inversión
maneja ante la Security and Exchange Commision (SEC), el
organismo que controla las inversiones en la bolsa. Guyot era
el socio de Caputo. La dueña de Noctua, Affinis Partners II,
tenía entre 2009 y 2015 al menos dos accionistas: Guyot y
Princess International Group (la offshore de Caputo). Además,
tanto Caputo como Guyot tuvieron a su vez, a título personal y
de forma directa, el “5% o menos” de las acciones de Noctua. El
esquema accionario cambió en 2016. En el formulario de la SEC
de ese año, Caputo ya no figura integrando las sociedades y el
control queda en manos de Guyot, quien figura como accionista
de Affinis”.
 
Como se expresó en la denuncia, la omisión por parte
de Caputo podría estar vinculada al ocultamiento de otro tipo
de delitos. Por un lado, podría haber sido utilizada para
evitar que se conociera públicamente la existencia de este
entramado offshore y se investigara la posible participación
accionaria del actual Ministro con Sociedades cuyo capital
podría provenir de fuentes ilícitas. Por otro lado, el
ocultamiento podría haber sido empleado para garantizar que,
desde la cartera de finanzas, el Lic. Caputo pudiera operar o
beneficiar a estos fondos –y/o a las personas beneficiarias de
los mismos- sin que saliera a la luz su incompatibilidad para
realizar tales negociaciones.
 
Hecho que luego se comprobó, cuando el Fondo
“Noctua” suscribió el llamado “Bono a 100 años”, hecho que fue
puesto en conocimiento de V.S. en una ampliación anterior. Y
como expresamos en esa presentación: “Es decir, que además de
los ilícitos denunciados en la presente, ahora debemos agregar
este hecho nuevo, que implica que el propio ministro emitió un
bono que un fondo creado por él luego suscribió, que como
explicamos oportunamente en la denuncia presentada meses atrás,
radicada en el Juzgado Federal 4, produjo un fenomenal
perjuicio para el Estado y un fabuloso beneficio para los
inversores. Ahora sabemos que el fondo Noctua, creado por el
ministro Caputo, fue uno de los inversores fabulosamente
beneficiado”.
 
Por último se solicita a V.S. que requiera y se
incorpore a las presentes actuaciones copia del informe emitido
por la SEC, que refiere el artículo periodístico mencionado.
Se acompaña copia de la nota periodística
 
mencionada:
 
- http://www.perfil.com/paradisepapers/el-ministro-
caputo-oculto-que-era-dueno-de-offshores-en-islas-caiman.phtml
 
Proveer de conformidad
SERA JUSTICIA