Parte de la Unidad Penitenciaria de Ezeiza. Fotograf?a realizada por las internas en el taller de fotograf?a estenopeica de YoNoFui.
Parte de la Unidad Penitenciaria de Ezeiza. Fotograf?a realizada por las internas en el taller de fotograf?a estenopeica de YoNoFui.

El viernes 9 de marzo a las 2 de la madrugada, sólo unas horas después que culminara la histórica manifestación por el Día Internacional de la Mujer, una patota de hombres pertenecientes al Servicio Penitenciario Federal ingresó al pabellón 24 del módulo III del Complejo IV de Ezeiza y atacó a 15 detenidas con gas pimienta, golpes de puño y patadas. ¿El motivo? Durante la jornada previa, habían participado de un corto "ruidazo" pacífico en adhesión al 8M.

Este lunes, la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) presentará una denuncia en la Justicia Federal de Lomas de Zamora por los hechos ocurridos.

"El médico de la procuración fue al complejo y ha constatado lesiones: golpes, moretones, rasguños, marcas", confirmó a Infonews Verónica Manquel, del equipo de Género y Diversidad Sexual de la PPN. Las contusiones y cortes quedaron marcadas en diferentes partes de los cuerpos y los rostros.

Tras el hecho, una de las agredidas fue trasladada al pabellón psiquiátrico nº 27, dentro de la misma unidad. Ese dispositivo psiquiátrico suele usarse como espacio de sanción encubierta, que incluye el aislamiento y tratamiento con drogas. Otras cuatro internas fueron trasladadas a celdas de castigo.

El hecho fue grave, además, por la cobarde incursión de personal masculino en un pabellón de mujeres, algo que no está permitido.

"Las mujeres estaban reunidas conversando y entró la policía", relató María Medrano, integrante del colectivo YoNoFui, una organización social que trabaja en proyectos artísticos y productivos en cárceles de mujeres.

A partir de lo acontecido, las mujeres del Complejo IV del penal se encuentran en huelga pacífica en los pabellones y realizan batucadas de dos horas, dos veces por día.