La referente de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora, Nora Cortiñas, rechazó la posibilidad de que represores como Alfredo Astiz tengan el beneficio de la prisión domiciliaria: "Los vecinos no quieren vivir con genocidas en sus barrios".

Nora Cortiñas, Mar del Plata
Nora Cortiñas, Mar del Plata



"Lamentablemente nos enteramos que habrá libertad a genocidas, vivimos desapariciones, secuestros, vuelos de la muerte un verdadero horror", dijo en diálogo con radio Continental y explicó: "Nunca pensamos en venganza, nuestra meta es la verdad y la justicia".

También subrayó "la lucha de los vecinos mismos, que no quieren vivir con genocidas en sus barrios, con genocidas libres", como pasó con Miguel Etchecolatz, que volvió a la cárcel la semana pasada.

También reveló que el diálogo con la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Claudio Avruj, "no es más que lo estricto" porque "no dan la posibilidad de un diálogo sensato".

En ese sentido, denunció que "el Gobierno está haciendo una política de odio contra el pueblo, no convoca a tener una simpatía ni un acercamiento”.
 
Además, dijo: “Todavía esperamos que abran los archivos, que nos digan qué pasó con todos y cada uno de los detenidos desaparecidos. Que los jueces abran sus gavetas y que digan a quiénes entregaron en falsa adopción los bebés apropiados de sus madres cautivas embarazadas".

Noticias relacionadas