La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal continuó su guerra contra los gremios docentes en la pantalla de la televisión. Desde allí, decidió contrarrestar el masivo paro y movilización: "La suba ronda el 18,5 por ciento", aseguró y minimizò el paro: "Tuvo un acatamiento del 40 por ciento".

Ante la consulta de que si estaría dispuesta a reunirse con Roberto Baradel, titular de Suteba, la funcionaria respondió: "El único cara a cara que me interesa es con los docentes y los padres".

Sobre el intento del cierre de ocho escuelas en el Delta y 39 establecimientos educativos rurales, desmintió la versión y explicó los cambios que impulsa su gestión para esa zona.

"No es cierto que ofrecimos 15 % de aumento", sostuvo la gobernadora en un programa de canal Trece, del Grupo oficialista Clarín, mismo lugar donde antes fue entrevistado el Presidente Macri por la presentadora Mariana Fabbiani.

"Son jardines que tienen menos de 20 alumnos y decidimos este año mantener todo como está para analizar los casos, pero nosotros queremos que los chicos vayan a una escuela donde puedan socializar y tener compañeros", explicó.

Y agregó: "Mantenemos 10 mil escuelas por año, no vamos a ahorrar con ocho".

"Creo que hay un empecinamiento de los dirigentes gremiales de decirles a los docentes que nuestra oferta es del 15% de aumento, y eso no es verdad", dijo en el programa.

Defendió la oferta del gobierno bonaerense: "No es verdad que nuestra oferta es del 15 %, nuestra oferta parte de esa base y suma dinero por presentismo y capacitación, que en total representa una suba del 18,5 por ciento".

Por otra parte, la funcionaria explicó que el presentismo "no es un castigo" sino un "límite al abuso" que busca evitar que un chico comience el ciclo lectivo con un maestro y lo termine con otro. "Hoy en día, 4 de cada 10 chicos no empieza y termina con el mismo docente", agregó.