España y Venezuela alcanzaron un acuerdo para iniciar un proceso de normalización de sus relaciones diplomáticas, según informó el canciller español, Alfonso Dastis.
 
"Se ha convenido el regreso en los próximos días de nuestros Embajadores con el fin de restituir los canales de diálogo diplomático", comunicó Dastis.
 
El pasado mes de de enero las relaciones entre Madrid y Caracas se congelaron después de que la Unión Europea sancionase a siete altos funcionarios venezolanos, una acción que contó con España como uno de sus principales impulsores.
 
En respuesta, el Gobierno de Venezuela decidió expulsar al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, lo que fue respondido con medidas de reciprocidad por parte de España, que declaró persona non grata a Mario Isea, embajador venezolano en Madrid.
 
Según Alfonso Dastis, el restablecimiento de los canales diplomáticos va "en beneficio de los ciudadanos".
 
Pese a este paso hacia la normalización de las relaciones, el diálogo entre ambas partes aún parece lejano, sobre todo después de que el secretario de relaciones internacionales del Partido Popular, José Ramón García-Hernández, afirmara que España liderará en el plano internacional un movimiento para el desconocimiento de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, lo cual fue abiertamente apoyado por Mauricio Macri.
 
El encargado del área de internacional del partido de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, dijo hacer estas afirmaciones en nombre del Ejecutivo, aunque hasta el momento ningún cargo gubernamental fijó una posición oficial al respecto. (Sputnik)