Sociedad

Condena al cura Ilarraz: "Después de tantas pesadillas este era el momento que soñaba"

Lo dijo Fabián Schunk, una de las víctimas de abuso tras conocerse la sentencia a 25 años de prisión. También pidió al Papa que intervenga.

El cura Justo Ilarraz fue condenado este mediodía a 25 años de prisión por abuso y corrupción de menores contra niños de entre 10 y 14 años, mientras se desempeñaba como preceptor en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo de Paraná, entre los años 1985 y 1993.

Fabián Schunk, una de las víctimas de abuso del cura Justo José Ilarraz, aseguró que "después de tantas pesadillas este era el momento que soñaba".

Pidió la intervención del papa Francisco que "mire a su pueblo, este es el momento para que haga algo porque la gente descree y necesita que mantengan la poca fe que les queda".

"Hemos dejado que la Justicia diga lo suyo y ya ha comenzado la justicia", dijo.

Por unanimidad, los jueces Alicia Vivian, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel lo condenaron a la pena máxima que establecía el Código Penal de ese entonces, y fijaron prisión domiciliaria para el segundo sacerdote de la Iglesia Católica preso en Entre Ríos.

Se trata del segundo juicio en Entre Ríos contra un integrante de la iglesia Católica, tras la condena a 25 años de prisión efectiva, también por abusos, al cura Juan Diego Escobar Gaviria en septiembre de 2017.

Noticias de “Abuso sexual”
Seguinos