Con la polémica instalación de rejas y portones, se reabre tras seis meses la Plaza de Mayo
Con la polémica instalación de rejas y portones, se reabre tras seis meses la Plaza de Mayo

Hace pocos días varios transeúntes que recorren habitualmente la Plaza de Mayo notaron que, en la última etapa de las reformas, había una novedad nada simpática: el vallado que podía verse en el lugar era reemplazado por unas rejas y portones permanentes.

El histórico paseo reabre hoy y podrá volver a recorrerse normalmente tras seis meses de obras. Las autoridades de la Ciudad reconocieron que efectivamente instalaron estas rejas y portones "como protección a la Casa de Gobierno".

Voceros del Ministerio de Ambiente y Espacio Público explicaron que estos nuevos elementos cuentan con un sistema de plegado que facilita el flujo del tránsito y que pueden ser desmontadas en 48 horas.

También aclararon que las rejas y portones permanecerán abiertos siempre, "salvo alguna situación particular", lo cual oscurece más que aclarar, ya que no se sabe bien qué situación podría ser considerada "particular", ni quién lo decidirá.

Respecto del resto de las reformas, el gobierno porteño indicó que se despejó el eje central de tránsito peatonal, para lo que se quitaron los canteros del medio y se extendió el espacio verde hacia los laterales. Parte de la obra significó la restauración de las fuentes y la implementación de la tecnología que permitirá que estén activas.